líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las arcas de X (Twitter) siguen desangrándose por los desatinos de Elon Musk

El éxodo de anunciantes de X (Twitter) podría costarle a Elon Musk 75 millones de dólares

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La última huida en desbandada de anunciantes de X, propiciada por una serie de comentarios antisemitas de Elon Musk, podría ocasionar a la plataforma unas pérdidas de 75 millones de dólares.

A X (Twitter) se le sigue yendo dinero a espuertas por el sumidero. La última huida en desbandada de anunciantes de la red social, propiciada una serie de comentarios antisemitas de Elon Musk, propietario de X, podría ocasionar a la plataforma unas pérdidas de 75 millones de dólares, de acuerdo con The New York Times.

El hecho de Elon Musk procurara soporte hace aproximadamente dos semanas a un post antisemita en X llevó a varios anunciantes como Walt Disney y Warner Bros. Discovery a pausar su publicidad en la red social otrora conocida como X.

Entretanto, X ha tomado la determinación de demandar a la organización no gubernamental Media Matters for America alegando que este organismo difamó a la red social con un informe según el cual anuncios de grandes marcas como Apple y Oracle habían aparecido emplazados junto a contenidos laudatorios de Adolf Hitler y el nazismo.

Los ingresos publicitarios de X (Twitter) han menguado notablemente tras la entrada en escena de Elon Musk

De acuerdo con documentos internos a los que ha tenido acceso The New York Times, X tendría contratadas alrededor de 200 campañas de publicidad por parte de anunciantes como Airbnb, Amazon, Coca-Cola y Microsoft, muchos de los cuales habrían pausado su publicidad en la red social o habrían contemplado en su defecto una suspensión de sus actividades publicitarias en la red social de Elon Musk.

X aseguró el pasado viernes que 11 millones de dólares estaban en riesgo y que la cifra exacta estaba inevitablemente a merced de fluctuaciones, ya que algunos anunciantes habían regresado a la red social y habían aumentado incluso los presupuestos publicitarios allí volcados.

A finales del año pasado toda una plétora de anunciantes dio plantón a Twitter tras la adquisición de la red social por parte de Elon Musk en octubre de 2022. La laxa política de moderación de contenidos de X bajo la batuta del empresario sudafricano favoreció por aquel entonces el éxodo de anunciantes. Y varios grupos de derechos civiles advirtieron, de hecho, de un notable repunte del discurso de odio en Twitter tras su compra por parte de Elon Musk.

Según las cifras barajadas por Reuters, los ingresos publicitarios de X (antes Twitter) habrían sufrido un prolapso del 55% allende los mares desde que Musk tomara el año pasado las riendas de la red social.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Black Friday, mejor no compra nada que comprar a toda costaAnteriorSigueinte"De repente, podía contar las historias que quería contar, a mi manera", M. Haerlin

Contenido patrocinado