Social Media Marketing

Facebook se enfrenta a un cambio en sus procesos de trabajo tras el acuerdo con la FTC

Facebook: ¿cumplir las normas de privacidad o sacrificar la innovación?

Tras la multa impuesta por la FTC y el acuerdo sobre privacidad que restringe la capacidad de acción de la compañía en materia de uso de datos, Facebook inicia ahora una nueva etapa en la que podría ver mermada su innovación.

facebookNi los problemas de privacidad ni la multa de 5.000 millones de dólares que la Federal Trade Commission (FTC) acaba de imponer a Facebook parecen amedrentar a un Mark Zuckerberg que ha firmado unos resultados económicos inmejorables en el segundo trimestre del año.

Este miércoles la compañía daba a conocer sus cifras, poco después de anunciarse la sanción por parte del regulador, en las que se reflejaban unos ingresos publicitarios de 16.600 millones de dólares, un 28% más que en el mismo periodo del año pasado.

Este crecimiento reforzó la confianza del mercado y se produjo un aumento del valor de las acciones de Facebook en Bolsa hasta los 210 dólares por título, un nuevo récord para la compañía.

Sin embargo, aunque la sanción pudiera parecer un mal menor y, en realidad lo es, parece que, tras este último toque de atención, ya nada volverá a ser igual para la red social.

Junto a la multa económica, el organismo regulador ha impuesto nuevas medidas de control sobre la actividad de la compañía en materia de privacidad y uso de datos que limitarán de manera notable su capacidad de acción en cuanto a innovación.

El acuerdo entre la empresa de Zuckerberg y la FTC incluye la revisión en materia de privacidad de cada nuevo producto o servicio que desarrolle, informes que deberán pasar por manos tanto del CEO de la compañía como de un asesor externo. Asimismo, Facebook deberá obtener certificaciones de apps y desarrolladores que quieran tener acceso a los datos de los usuarios de la red social.

Estas nuevas medidas, según han señalado los reguladores, incrementan la probabilidad de su cumplimiento por parte de Facebook y permiten detectar las malas prácticas de inmediato.

También el propio Facebook se ha mostrado dispuesto a adecuarse a las normas que afectarán especialmente al desarrollo del reconocimiento facial y “requerirán un cambio radical a la hora de abordar el trabajo y añadirá responsabilidad a la gente que trabaja en todos los niveles de nuestra compañía”.

No obstante, los cambios podrían afectar a los resultados del negocio en los próximos años. De hecho, Facebook ya comienza a notar los efectos de las restricciones en su nuevo y ambicioso proyecto Libra, la criptomoneda que pretende lanzar en 2020 y que, sin embargo, se ha topado con el freno de las autoridades estadounidenses que buscan frenar su salida al mercado.

Junto a ello, las autoridades europeas y estadounidenses siguen teniendo a Facebook en el punto de mira. Las investigaciones sobre las supuestas prácticas monopolísticas de las grandes tecnológicas añaden tensión a la situación.

No obstante, aunque las intenciones parecen ser firmes, las dudas sobre la eficacia de un acuerdo que no asegura la independencia del consejo que velará por el cumplimiento de las normas de privacidad, al ser escogido por Facebook, alimentan la preocupación de quienes creen que el poder de Facebook solo seguirá aumentando.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir