Social Media Marketing

Facebook es cada vez más una plataforma de pago para los anunciantes

Desde que Facebook empezó a permitir la entrada de empresas y anunciantes en la plataforma, se fueron descubriendo formas de aprovechar esta red social para crear campañas realmente innovadoras. Pero con el tiempo, las oportunidades orgánicas de Facebook hay ido derivando en un juego de pago para las empresas.

Ahora, Facebook ofrece un abanico de anuncios de todas las formas y tamaños y, sin ellos, ahora es realmente difícil que una compañía llegue a sacar partido de su página en la red social. Y aunque todavía hay una serie de estrategias como el servicio de atención al cliente, las aplicaciones, competiciones y contenidos de rich media con los que se puede aumentar la interacción con los usuarios, también estas áreas están sintiendo la presión del volumen de los anuncios en Facebook.

Pero, ¿cómo está cambiando el ecosistema para los anunciantes en Facebook? Simply Zesty ha repasado las claves de esta conversión en una plataforma cada vez más de pago.

1. Variedad de soluciones publicitarias
En los últimos seis meses Facebook ha empezado a generar grandes beneficios y, a medida que la fecha de una salida a bolsa es cada vez más inminente, las soluciones publicitarias son cada vez más una necesidad. Ahora, hay anuncios en la barra lateral, historias patrocinadas, anuncios en la home page, e incluso en el nuevo ticker.

2. La interacción con el feed está cayendo
A las marcas y a los anunciantes, y a cualquiera con una página en Facebook, les costó bastante tiempo asumir que no todos los fans leerían sus actualizaciones ni sus contenidos. De hecho, el porcentaje de los que sí lo hacen se sitúa entre el 5% y el 20%, en función de la gente que esté en la página, y estos porcentajes cada vez son menores. Si a esto se suma el hecho de que Facebook está cada vez más saturado de marcas y empresas, lograr hacerse ver entre todo el ruido es más difícil que nunca.

3. El Timeline lo está complicando aún más
La introducción del Timeline en los perfiles ha sido muy bien acogido por los usuarios, pero su adopción dificulta aún más la visibilidad de las marcas y las empresas. Se espera que Facebook unifique este diseño y lo aplique también a las marcas pero, por el momento, lo que sí está claro es que reduce el tiempo que la gente pasa en las páginas de las compañías.

4. Paga o vete
La idea es simple. Si quieres exposición en Facebook, tendrás que pagar. Facebook lo ha hecho muy bien bloqueando cada área de la plataforma para poder controlar la mayoría de los beneficios publicitarios que pasan por ella. Y las cosas se complicarán todavía más con la dificultad para acceder al feed y la llegada de los nuevos anuncios. Las campañas tendrán que ser más innovadoras todavía, pero sólo algunas lograrán los “me gusta” de los usuarios, y probablemente cuesten tanto como los anuncios.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir