Social Media Marketing A Facebook no le basta con copiar a Snapchat, quiere ser Snapchat (y va a por todas)

facebookUna de las grandes fortalezas de Facebook es sin lugar a dudas su extraordinaria rapidez de reflejos. Si el siempre vigilante Mark Zuckerberg, el CEO de la famosa red social, constata que un rival está haciendo algo que está funcionando, no le duelen prendas a la hora de copiarlo, y hacerlo casi “ipso facto”.

Facebook se mira en el espejo de muchísimas plataformas a la hora de copiar, pero últimamente parece tener entre ceja y ceja a Snapchat. La red social más grande del mundo ha duplicado (o intentado duplicar) funcionalidades de la app de los mensajes efímeros al menos seis o siete veces. Pero ahora quiere ir un paso más allá. Su objetivo es copiar la interfaz “camera-first” de Snapchat.

En un principio, la red social de Mark Zuckerberg tenía previsto lanzar una app con el epicentro puesto en la cámara del teléfono del usuario para animar a la gente a compartir más fotos y vídeos.

Sin embargo, parece que Facebook ha cambiado de planes y su intención en estos momentos es cambiarse a sí misma (a su aplicación móvil al menos) para que lo primero que vea el usuario cuando accede a la red social sea la cámara (al igual que en Snapchat).

Facebook habría estado ensayando con su nueva interfaz (en la que la cámara robará, literalmente, todos los flashes) durante los últimos meses y ésta vendría con multitud de filtros y “stickers” bajo el brazo (como en su rival Snapchat).

Si Facebook sigue adelante con estos planes (que probablemente lo hará), su “guerra” contra Snapchat se haría aún más cruenta. Hasta ahora ha utilizado sobre todo y ante todo a su filial Instagram para plantar cara a la aplicación de Evan Spiegel.

Fuentes cercanas a Facebook aseguran que Zuckerberg está comunicando desde el pasado verano a los miembros de su equipo que la cámara es el nuevo “composer” de la red social, según recoge Fortune. Con la palabra “composer” Facebook se refiere a la caja blanca donde los usuarios escriben sus actualizaciones en la red social o publican sus fotos y vídeos.

Una de las primeras cosas que llaman la atención cuando el usuario accede a Snapchat (la red social que Facebook pretende copiar hasta las últimas consecuencias) es que su interfaz, con el foco puesto en la cámara del teléfono, es completamente diferente de la interfaz de otras plataformas 2.0.

A los usuarios más “maduritos” esta interfaz les resulta al principio un poco confusa e intimidante, pero los más jóvenes se desenvuelven en ella como pez en el agua. El “feeling” de Snapchat con los más jóvenes es precisamente lo que ha impulsado su crecimiento y lo que la ha llevado a estar valorada (teóricamente) en 25.000 millones de dólares.

Snapchat tiene tal compromiso con su aproximación “camera-first” al universo 2.0 que actualmente se define a sí misma como “una empresa de cámaras”. Y tras cambiar su nombre a Snap Inc. lanzará próximamente unas gafas de sol con cámaras incorporadas.

Facebook, que no pierde ripio de lo que acontece en el mundo 2.0, percibe cada vez más a Snapchat como una amenaza a su propio futuro y por eso quiere no sólo copiar a esta plataforma sino ser ella directamente (sin clones de por medio).

El plan de Facebook, que descansa sobre un cómodo colchón de millones (para eso es la red social más grande del mundo), es absolutamente letal para Snapchat. Pero habrá que ver primero si Facebook es lo suficientemente rápido para convertirse en Snapchat antes de que el Snapchat real le robe su propio futuro.

Te recomendamos
En otras webs

UPSOCL

atresmedia concesionario

Smile Festival

DLD 2017

Compartir