Social Media Marketing

Facebook quiere reducir los costes tecnológicos para ampliar su alcance

mark-zuckerbergMark Zuckerberg tiene claro cuál es el objetivo que quiere conseguir con Facebook: triplicar el tamaño de la red social que ahora cuenta con 1.600 millones de usuarios activos. Una meta que para alcanzarla tiene que cambiar el panorama actual a nivel global de las telecomunicaciones.

Para que Zuckerberg no falte a su palabra sería necesario que el acceso a internet fuese más barato y sin barreras a nivel global puesto que muchos de esos nuevos usuarios se encuentran en países en vías de desarrollo. Una mala noticia para gigantes de Silicon Valley como es el caso de Cisco Systems.

Con una visión práctica nos damos cuenta de que la idea de Mark Zuckerberg tardaría años en materializarse. Pero lo cierto es que si encuentra el modo de lograr que el acceso a internet sea algo posible en países en vías de desarrollo sería el último ejemplo de cómo la compañía volvería a poner patas arriba la industria tecnológica.

La red social ha cambiado la forma en la que nos relacionamos a través de la red de redes y se erige como adalid de las nuevas compañías que no están dispuestas a pagar grandes cantidades de dinero por los productos fabricados por proveedores de tecnología tradicionales.

Una estrategia que se ha visto reforzada con la presentación de los últimos resultados de Facebook. Se ha comprometido a destinar más dinero a la búsqueda de nuevos usuarios y una de las claves que han hecho posible que pueda reducir los costes en este camino es su apuesta por los códigos abiertos.

No debería sorprendernos que Zuckerberg se apoye precisamente en los códigos abiertos para reducir el precio de la construcción y explotación de infraestructuras para extender internet a lo largo del mundo y cumplir así con el objetivo con el que abríamos este artículo.

“Nuestra regla es avanzar 10 veces más rápido o 10 veces más barato. O ambos”, afirmaba Jay Parikh, vicepresidente de ingeniería de Facebook en declaraciones recogidas por Forbes. Vemos ya empresas como Nokia que se unen a Facebook para avanzar en este tipo de proyectos para reducir los costes en el campo de la expansión de las telecomunicaciones.

No es de extrañar que ante esta fotografía el gigante social esté apostando por tendencias como la realidad virtual. Zuckerberg, tal y como anunció en la última conferencia de desarrolladores, trabaja para crear todo un ecosistema basado en la realidad virtual que aún podría tardar una década en completarse.

Mike Schroepfer, director de tecnología de la compañía aseguraba recientemente que el objetivo de Facebook está claro. Quieren extender la realidad virtual por el mundo por lo que estarían dispuestos a rebajar hasta cantidades muy asequibles el precio de la tecnología que la posibilita como es el caso de las Oculus.

Una forma de controlar el futuro hacia el que nos dirigimos que se traduciría además en una gran cantidad de datos sobre los usuarios lo que despertaría aún más el interés de los anunciantes en la red social. Ahora solo el tiempo nos dirá si las intenciones del gigante social acabarán por hacerse realidad y Zuckerberg conseguirá ampliar su ya extendido alcance a golpe de reducción del precio de la tecnología.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir