Social Media Marketing

Facebook vuelve a tropezar en la piedra de la protección de datos

Facebook reconoce una nueva fuga de datos (otra más)

Facebook, que está sufriendo actualmente el boicot de un buen número de anunciantes, ha admitido que ha estado compartiendo datos de usuarios inactivos con aproximadamente 5.000 desarrolladores.

facebookDesde el escándalo de Cambridge Analytica Facebook parecía haber hecho propósito de enmienda y había introducido sustanciales mejoras en lo que a la protección de datos se refiere. Pero para la red social más grande del mundo la protección continúa siendo un gran quebradero de cabeza.

La compañía capitaneada por Mark Zuckerberg ha admitido que ha estado compartiendo datos de usuarios inactivos con aproximadamente 5.000 desarrolladores. Se trata de una práctica que irónicamente prohíben de manera expresa las propias normas de Facebook.

En 2018 la red social introdujo un cambio con el último objetivo de que los datos de personas que llevasen más de 90 días sin visitar apps de terceros en las que se hubiesen registrado a través de Facebook dejasen de ser compartidos.

La red de redes está llena hasta los topes de servicios que dan al internauta la posibilidad de iniciar sesión utilizando su cuenta en Facebook para hacer así el registro mucho más rápido.

Facebook compartió por error con 5.000 desarrolladores los datos de usuarios inactivos

"Recientemente descubrimos que en algunos casos las aplicaciones continuaron recibiendo los datos que las personas habían autorizado previamente, incluso si parecía que no habían usado la aplicación en los últimos 90 días", explica Konstantinos Papamiltiadis, vicepresidente de Facebook, en un comunicado oficial.

Así y todo, Papamiltiadis enfatiza que no hay evidencias de "este problema se haya traducido en el hecho de compartir información que fuera inconsistente con los permisos que las personas afectadas otorgaron cuando iniciaron sesión con Facebook".

Entre los datos (no excesivamente sensibles) que fueron parar a manos de terceros destacan, por ejemplo, el idioma del usuario y su género.

El vicepresidente de Facebook asegura además que el problema se resolvió satisfactoriamente al día siguiente de su descubrimiento. "Seguiremos investigando y seguiremos priorizando la transparencia en torno a cualquier actualización importante", recalca Papamiltiadis.

Este nuevo desliz se produce en un momento particularmente delicado para Facebook, que está sufriendo el boicot publicitario de un buen número de anunciantes como parte de la campaña "Stop Hate for Profit".

Te recomendamos

Living Marketing

EVO Banco

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir