Social Media Marketing

Facebook toma medidas para tapar la boca a las voces xenófobas contra los refugiados

facebookDesde hace algunas semanas Facebook se ha convertido en un auténtico semillero de odio en tierras alemanas, un odio que tiene un blanco muy claro: las miríadas de refugiados que están llegando al país de Angela Merkel.

En vista de la preocupante xenofobia que supura actualmente la red social de Mark Zuckerberg, Facebook se ha comprometido a tomar medidas para luchar contra los mensajes de odio que tanto proliferan en su plataforma.

Entre las medidas que adoptará Facebook para tapar la boca a la xenofobia y el racismo contra los refugiados destaca la constitución de un grupo de trabajo que estará centrado en acallar la ola de odio que ésta sufriendo la red social en estos momentos en Alemania. Además, Facebook llevará a cabo una campaña para intentar poner los puntos sobre las íes a la xenofobia y el racismo en el país teutón.

Aunque loables, estas medidas se quedan inevitablemente “cortas” porque las autoridades alemanas solicitan a Facebook mucho más compromiso en su lucha contra las manifestaciones de odio contra los refugiados.

Heiko Maas, el ministro alemán de Justicia, se reúne esta tarde en Berlín con los representantes de Facebook y lo hace con la intención de que la multinacional estadounidense se comprometa a examinar a fondo los comentarios de odio vertidos en su plataforma y los etiquete públicamente como mensajes difamatorios si es necesario.

A pesar de que en las últimas semanas son muchos los alemanes que han reportado como inapropiados innumerables mensajes publicados en la red social, gran parte de sus quejas ha caído en saco roto. ¿Por qué? A veces por error y otras porque Facebook hace valer el denominado derecho de réplica o “counter speech”, con el que la red social anima a los usuarios a contradecir aquellas afirmaciones con las que no está de acuerdo e intenta de esta manera promover el debate.

“Estamos observando que muchos grupos utilizan nuestra plataforma para organizarse y brindar ayuda humanitaria a los refugiados”, explica Eva-Maria Kirschsieper, representante de Facebook en Berlín. “Una pequeña minoría está difundiendo, sin embargo, mensajes que rebasan la frontera de lo aceptable y que admitimos que están fuera de lugar en nuestra plataforma”, añade.

Ahora, y después de que Facebook haya dado (ligeramente) su brazo a torcer en Alemania, queda esperar si otros países, entre ellos España, apretarán también las tuercas a la celebérrima red social para poner coto a las manifestaciones de odio en su plataforma.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir