Social Media Marketing

¿Cómo podrá Facebook monetizar WhatsApp?

Facebook y su compleja lucha por monetizar WhatsApp

Facebook está haciendo todos los esfuerzos que tiene a su disposición para monetizar WhatsApp, aprovechando su enorme popularidad a nivel global.

WhatsAppWhatsApp posee más de 1.500 millones de usuarios activos cada mes en todo el mundo, convirtiéndose en una de las aplicaciones más utilizadas para comunicarse. El problema, es que esta aplicación no genera ningún tipo de ingreso a su dueña, Facebook, al carecer de un modelo de suscripción. El momento de la verdad de esta aplicación puede que esté a la vuelta de la esquina, mientras la compañía de Mark Zuckerberg intenta encontrar la forma de monetizarla.

Una monetización que podría ser más sencilla gracias al lanzamiento de la nueva API de WhatsApp Business, que hará que sea más sencillo para as compañías comunicarse con consumidores potenciales en mensajes totalmente encriptados. Las compañías podrán enviar notificaciones personalizadas con información relevante no promocional, como confirmaciones de envío, citas, entradas, etc.

Según Adweek.com, Facebook ha estado probando esta API con algunas compañías, como Sale Stock. El 90% de los consumidores leen estos mensajes, según los datos de dicha compañía. Un número muy atractivo para aquellas compañías que quieren conectar con sus consumidores de una forma significativa.

Para incrementar la interacción de los consumidores, Facebook también está permitiendo a las compañías que se anuncian en la red social empezar una conversación en WhatsApp haciendo clic en los anuncios de Facebook. Además, las marcas podrán medir su éxito con nuevas métricas, como el número de conversaciones iniciadas o las respuestas recibidas. Una función que puede añadir bastante valor a las compañías, por ejemplo, obteniendo el feedback de sus consumidores.

Pero, incluso con estas nuevas posibilidades, WhatsApp seguirá sin generar ingresos. De hecho, los anuncios de esta última opción generarían ingresos a Facebook, no a la app de mensajería. Lo que podría ser es la antesala de la introducción de anuncios dentro de la propia aplicación.

Si Facebook optara por esta opción, tendrá que intentar que la experiencia de usuario no se vea afectada. Si los anuncios tienen el tamaño, la apariencia o la localización incorrecta, los miles de usuarios fieles podrían abandonar la aplicación por otras de la competencia, como Telegram.

Lo cierto es que es un asunto complicado. Los mensajes personales son algo muy íntimo y es muy fácil que un anuncio acabe considerándose intrusivo. Ahora bien, si las marcas aciertan, incluso podrían ofrecer contenido a aquellos usuarios que no utilizan demasiado las redes sociales. Lo único que queda por ver es cómo responde Facebook ante todos estos dilemas.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir