Social Media Marketing

Facebook y sus fuerzas de seguridad: así trabaja la "policía" de la red social

Con más de 900 millones de usuarios repartidos por todos los rincones del planeta, Facebook dispone, como si de un estado se tratara, de sus propias fuerzas de seguridad. En la compañía de Mark Zuckerberg alrededor de 300 trabajadores se encargan de velar por la seguridad de los usuarios de la red social. Es la denominada "policía" de Facebook.

Para proteger a los usuarios de Facebook de los hackers y de los spammers, los "policías" de la red social están constantemente al acecho detectando posibles amenazas. En declaraciones a The Verge, un miembro del equipo de seguridad de Facebook relata los principales métodos puestos en práctica por los "agentes" de la red social:

- Controles de links: Facebook examina los aproximadamente 2 billones de links que se generan a diario en la red social. Para rastrearlos, Facebook trabaja con varios fabricantes de software antivirus y coteja cada uno de los links con una base de datos de enlaces peligrosos y sospechosos. De acuerdo con Facebook, a lo largo del día sólo un 0,5% de los usuarios de la red social recibe spam.

- Eliminación de spam: Los spammers se valen de noticias y titulares sensacionalistas para lograr que el usuario haga clic y sea redirigido a determinadas páginas que, en la mayor parte de los casos, contienen publicidad. Los posts de este tipo son eliminados por la “policía” de Facebook.

- Comprobación de clics en el botón “me gusta”: Algunas páginas engañan a los usuarios para lograr que hagan clic en determinados links. En ocasiones, hacen clic inadvertidamente en un botón “me gusta” y se genera una actualización que se incorpora automáticamente al “newsfeed” de los amigos del usuario. En caso de clics sospechosos al botón “me gusta”, Facebook se encarga de preguntar al usuario si realmente hizo clic conscientemente en este botón.

- Contraseñas robadas: El equipo de seguridad de Facebook examina semanalmente las plataformas utilizadas por los hackers para publicar nombres de usuario y contraseñas robadas. Si algunos de estos datos se corresponden con los datos de acceso de los usuarios de Facebook, la red social pone sobre aviso a los usuarios afectados.

- Amigos falsos: Facebook conoce con elevado índice de probabilidad quiénes pueden ser amigos de un determinado usuario de la red social. Por este motivo, cuando algún usuario comienza a recibir repentinamente decenas de solicitudes de amistad procedentes de personas de un país diferente al suyo, Facebook activamente automáticamente un filtro.

La “policía” de Facebook no se las ve sólo con criminales sino también con contenidos simplemente inapropiados de acuerdo con las políticas de uso de la red social y que, en consecuencia, proceden a ser eliminados automáticamente por los “agentes”.

Sin estas medidas de control, Facebook sería terreno abonado para el spam y todo tipo de contenido inapropiado, subraya en declaraciones a The Verge uno de los “policías” de la red social.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir