líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Gas, la red social que pone tiritas a la autoestima (sistemáticamente ultrajada) de los adolescentes

Social Media MarketingGas es la nueva sensación en la galaxia de las redes sociales

Gas, la nueva sensación 2.0 entre los adolescentes

Gas, la red social que pone tiritas a la autoestima (sistemáticamente ultrajada) de los adolescentes

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Gas, que vio la luz el pasado mes de agosto en EE.UU., es la nueva sensación entre los adolescentes y atrae a la friolera de 20.000 nuevos usuarios cada hora.

En los últimos meses BeReal, una plataforma que se ufana de ser la antítesis del «postureo» que tanto abunda en las redes sociales, ha acaparado toda una plétora de titulares. Pero antes de que a BeReal le haya dado tiempo de ganar más usuarios y desarrollar su modelo de negocio ha entrado en escena otra red social, Gas, que parece abocada a erigirse en el nuevo «hype» en el universo 2.0 (eternamente a merced de las modas).

Gas, que vio la luz el pasado mes de agosto allende los mares, es la nueva sensación entre los adolescentes y atrae a la friolera de 20.000 nuevos usuarios cada hora. Disponible inicialmente en solo un puñado de estados en Estados Unidos, la app puede descargarse actualmente en el 80% del territorio estadounidense.

Muy limitada en cuanto a funcionalidades, Gas es una red social cuyo último objetivo es insuflar ánimos a sus usuarios. No en vano, «gas up» significa en inglés inflar el ego de alguien con cumplidos y elogios.

En Gas los piropos se diseminan mediante encuestas. «¿A quién admiras en secreto?» o «Tu risa hace que mi corazón se de derrita» son algunos de los cumplidos a los que los usuarios de Gas pueden poner nombres y apellidos. A la hora de hacer elogios, el usuario debe elegir entre cuatro nombres (los de cuatro personas de su mismo instituto, los mismos que hay que necesariamente proporcionar cuando alguien se registra por primera vez en esta aplicación).

Gas es una red social huérfana de función de chat y las solicitudes de contacto deben ser de naturaleza bidireccional. Si dos estudiantes no se han solicitado mutuamente contactar en Gas, sus nombres no aparecerán en las encuestas propuestas por la red social.

Si el nombre de un usuario es seleccionado como respuesta en una encuesta, la persona directamente concernida recibirá una notificación. Sin embargo, quien ha hecho el cumplido permanece en el anonimato. Gas da, eso sí, pistas («una chica de décimo grado» o «un chico de undécimo grado») para azuzar la curiosidad del usuario.

A Gas pueden añadirse, no obstante, nuevas funcionalidades mediante una suscripción premium bautizada con el nombre de «God Mode». De esta forma, el usuario puede ver, por ejemplo, la primera letra del nombre de la persona que le ha elegido en una encuesta. Apoyándose en «God Mode», el usuario puede ganar asimismo más monedas cuando responde encuestas y utilizar posteriormente tales monedas para emplazar su propio nombre como respuesta en una pregunta.

En las últimas semanas las descargas de Gas han pegado notablemente el estirón

El 29 de agosto la primera versión de la aplicación vio la luz en la App Store de Apple bajo el nombre de Crush. Un mes después, el 29 de septiembre, la red social pasó a denominarse Gas. De acuerdo con los datos barajados por la herramienta de analíticas Appfigures, Gas registró alrededor de 2.500 descargas durante la primera semana y poco más de 3.000 en la segunda semana. Las descargas de la aplicación se incrementaron de manera más o menos lineal hasta alcanzar las 100.000 descargas a finales de septiembre y después el crecimiento de la red social protagonizó un meteórico «boom». En la primera semana se octubre la app protagonizó más de 360.00 descargas que se convirtieron en un millón durante la segunda semana. Hablamos de cifras increíblemente abultadas si tenemos en cuenta que hablamos de una red social presente única y exclusivamente en la App Store de Apple y en uno pocos estados al otro lado del charco.

La limitada disponibilidad de la red social echa raíces en la capacidad del servidor donde está alojada Gas (y que puede ser ampliada solo de manera gradual). Find Your Crush, una empresa estadounidense fundada por Nikita Bier, está detrás de Gas. Hace unos años Bier creó una app que era casi idéntica a Gas en términos de funcionalidad. Y en octubre de 2007, menos de tres meses después de su lanzamiento, tbh (una abreviatura de «to be honest»), fue adquirida por Facebook. En aquel momento tbh había generado ya 5 millones de descargas, tenía 2,5 millones de usuarios diarios activos y en sus entrañas habían sido respondidas más de mil millones de preguntas.

Según TechCrunch, Facebook habría pagado alrededor 100 millones de dólares por tbh, que fue, sin embargo, discontinuada por la compañía liderada por Mark Zuckerberg apenas ocho meses después de la adquisición.

Nikita Bier, que como los cofundadores de tbh Erik Hazzard, Kyle Zaragoza y Nicolas Ducdodon, se integró en la plantilla de Facebook tras la compra de su red social, permaneció ligado profesionalmente durante unos cuantos años a la multinacional estadounidense. Hasta finales de 2021 Bier fue responsable del área «New Product Experimentation» de Facebook.

En el fenomenal éxito cosechado con Gas, la nueva criatura de Bier, la viralidad ha jugado un rol mucho más importante que el dinero puro y duro. Bier asegura haber invertido apenas 500 dólares en publicidad en Snapchat para promocionar Gas, cuyo despegue habría sido posible sobre todo y ante todo gracias a invitaciones a tomar parte en la app enviadas por los propios usuarios.

Se da, por otra parte, la circunstancia de que, aunque Gas está presente en la App Store de Apple desde finales de agosto, esta no se abierto paso en la categoría «Social» de la tienda de aplicaciones hasta hace poco. Y es que Find Your Crush habría emplazado deliberadamente la aplicación en la categoría de juegos de App Store para poder así subir posiciones en los rankings y no llamar la atención de posibles imitadores. No obstante, el pasado 13 de octubre Gas fue emplazada finalmente en la categoría correcta: «Social».

Con todo, los eventuales «copycats» no son la principal amenaza que se cierne actualmente sobre Gas, que tiene que bregar con el faso rumor de que habría una red de tráfico sexual parapetada tras la app. Nikita Bier asegura que este rumor se diseminó principalmente a través de Snapchat y que él y su equipo identificaron el origen del ataque en China, que es casualmente la patria chica de TikTok, uno de los principales rivales de Gas.

 

Las plataformas móviles se llevarán el 51% de la inversión en publicidad digital en 2023AnteriorSigueinteModerna nombra a Juan Manuel Montoro como director de marketing en España

Contenido patrocinado