Social Media Marketing

Escapar de las garras de Facebook, un auténtico reto

¿Hasta qué punto es efectivo eliminar la cuenta de Facebook para proteger la privacidad?

Escapar de las garras de Facebook podría ser mucho más complejo que simplemente hacer un borrado de la cuenta, dada la propia estructura de las redes sociales.

FacebookLa imagen pública de Facebook ya no es lo que era. Los constantes escándalos de privacidad, la targetización inadecuada o la promoción de noticias cuestionables son solo algunas de las causas detrás de la caída de la red social, cada vez percibida como más obsoleta. Cambridge Analytica tan solo ha sido un detonante del descontento general que está haciendo a muchos usuarios tomar la decisión de abandonar (quizás para siempre) la plataforma de Mark Zuckerberg.

Pero Facebook no está dispuesto a retirar sus garras de estos usuarios sin ofrecer resistencia. Una buena parte de estos usuarios desilusionados se han dado cuenta de que abandonar la red social no es tan fácil como parece. Por ejemplo, se puede “borrar” técnicamente la cuenta en Facebook, pero si se vuelven a introducir los mismos datos para iniciar sesión, la cuenta es automáticamente reactivada.

La razón detrás de ello son las versiones backup y los backups de los backups. Algo existente en todas las redes sociales, según el CEO y fundador de BestTechie, Jeff Weisbein. “Es la forma en que estos sistemas están diseñados, se trata de la redundancia, si un servidor falla, otro recoge donde el otro ha fallado“, explica. Es decir, puede que tengan sistemas para borrar definitivamente los datos, pero lleva bastante tiempo, según Adweek.com.

Así, los datos se pueden recuperar incluso aunque la cuenta haya sido eliminada. Por ejemplo, el pasado año un instagramer con cerca de 21.000 seguidores perdió todos sus posts por un error de la plataforma. Tan solo unos días después, lo había recuperado todo.

Desde Facebook, consideran que no existe ningún problema con su borrado de datos. “Hacemos que sea sencillo eliminar los datos – puedes borrar cualquier cosa que hayas posteado y lo eliminaremos de tu timeline y de nuestros servidores. Puedes también borrar la cuenta en todo momento“, afirma una portavoz de la compañía.

Pero, por supuesto, Facebook no es la única que mantiene este sistema. En muchas ocasiones, la forma más sencilla de borrar la huella digital no es eliminar la cuenta del todo, sino, por ejemplo, cambiar el nombre por uno falso.

Para Weisbein, uno de los mayores enemigos de la privacidad son las capturas de pantalla. “Si borras un tuit o una actualización, pero alguien consigue capturar la pantalla antes, pasará a controlar el destino de ese tuit o de esa actualización”, afirma. La portavoz de Facebook recalca que, al igual que cuando se envía un corre electrónico, es fácil borrar un mensaje en la red social, pero no se puede controlar lo que va a hacer la persona que lo recibió.

Aunque ya existen aplicaciones de mensajería encriptadas, los expertos consideran difícil que este sistema se pueda utilizar en las plataformas sociales, ya que la tecnología está diseñada para compartirlo todo y dejar una huella permanente.

La solución pasaría por una mayor conciencia. “Al final del día, todo puede terminar siendo comprometedor y este es el mundo en el que vivimos ahora. La mejor solución es no poner esas cosas en la red, en primera instancia”, señala Weisbein.

Jennifer Shapka, profesora en la Universidad de British Columbia, lleva tiempo intentando educar a los jóvenes sobre cómo interactuar de forma segura en internet. “Estamos intentando cambiar la cultura para convertirla en más socialmente responsable”.

Por su parte, Facebook asegura estar dando pasos hacia delante para hacer que los datos sean, no menos permanentes, pero sí menos susceptibles de abuso. “Estamos investigando cada app que tiene acceso a grandes cantidades de información antes de que bloquearamos la plataforma en 2014”, señaló ya en abril Mark Zuckerberg.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir