Social Media Marketing

Hombres (apáticos) y mujeres (cariñosas) no hablan el mismo idioma en Facebook

comunicacionNingún secreto escapa a los algoritmos de Facebook. El gigante social lo sabe (casi) todo sobre nosotros en pos de ofrecernos la mejor de las experiencias dentro del ecosistema que ha creado.

La compañía de Mark Zuckerberg ha llegado a tal punto de precisión que es capaz de determinar si se trata de una personalidad masculina o femenina sin necesidad de echar un vistazo al perfil del usuario. Le basta con los comentarios que este o esta realice.

Una reciente investigación publicada por la revista PLoS One del que se hacen eco en el diario El País, explica que hombres y mujeres tenemos formas diferentes a la hora de expresarnos en las redes sociales.

Y todo gracias a la app de Facebook MyPersonality capaz de predecir la personalidad de los usuarios tan solo analizando los “me gusta”. En el estudio han participado un total de 68.000 personas que han dado su consentimiento para que a red social pueda utilizar el contenido de sus publicaciones de forma anónima.

De esta forma encontramos que los perfiles femeninos utilizan un lenguaje mucho más amable y cariñoso que los hombres. Estos por el contrario se muestran fríos y distantes. Las mujeres se preocupan mucho más por sus familiares y amigos mostrando un mayor número de emociones positivas así como cercanía. Estas además emplean un lenguaje asertivo.

La apatía es una característica (según la investigación) apegada a los hombres en Facebook aunque son muy participativos a la hora de conversar sobre política, deportes o violencia.

Uno de los apartados más interesantes de las conclusiones identifica las palabras con las que hombres y mujeres se asocian en la plataforma. Las mujeres, más dadas a criticar e insultar según el estudio, recurren con bastante frecuencia a términos como “bonito”, marido” o feliz” mientras que los hombres hacen lo propio con “batalla”, gobierno”, “juego” o “libertad”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir