Social Media Marketing

El falso influencer marketing supone una falsa autenticidad

Influencers, bots y autenticidad: el difícil panorama del influencer marketing

A pesar de que el influencer marketing se ha convertido en una de las estrategias preferidas por los anunciantes, todavía queda mucho que limpiar.

influencer marketingEl influencer marketing se ha convertido en la “niña bonita” del marketing digital. Una estrategia que destaca por su autenticidad y de la que se ha hablado ya largo y tendido para resaltar sus virtudes. Pero, como todo, siempre hay una parte negativa. Especialmente teniendo en cuenta la existencia de malos actores que lo único que quieren es conseguir dinero a cambio de vanas esperanzas.

Si hay una palabra que se suele relacionar con el éxito en el influencer marketing es la siguiente: autenticidad. Pero es muy complicado conseguir autenticidad cuando la marca no se dirige a personas reales. Quizás los robots y la inteligencia artificial estén tomando entre sus garras cada vez más parcelas de la vida, pero por ahora no toman decisiones de compra.

Por lo tanto, invertir miles de euros en un influencer con seguidores falsos supone tener autencidad e influencia sobre la nada, como resume a la perfección esta divertida viñeta de Marketoonist.com.

Influencers, bots y autenticidad: el difícil panorama del influencer marketing

Muchas compañías ya han advertido de los peligros del mal influencer marketing. Entre ellas Unilever, cuyo CMO, Keith Weed, ha advertido en numerosas ocasiones sobre las malas prácticas de algunos creadores. “Necesitamos tomar acciones urgentes para reconstruir la confianza antes de que se marche para siempre”, ha afirmado.

A pesar de ello, la ANA asegura que el 75% de los marketeros ya utiliza el influencer marketing y la mitad de ellos planea aumentar su gasto en el mismo durante el próximo año.

“Como uno de los mayores anunciantes del mundo, no podemos permitirnos tener un entorno donde nuestros consumidores no se fíen de lo que ven online”, señaló Weed. Para ello, aconsejó a las marcas limpiar el ecosistema de influencers eliminando el engagement falso, hacer que tomen más conciencia sobre las prácticas deshonestas y mejorar la transparencia de las redes sociales para una mejor medición del impacto de las campañas de influencer marketing.

Ahora bien, las marcas también deben asumir una parte de culpa. No solo los influencers actúan mal, en muchas ocasiones lo hacen arrastrados por los anunciantes. Por ejemplo, marcas que tan solo se fijan en el número de seguidores de un influencer o que incluso contratan a uno sabiendo de antemano que posee varios bots entre sus filas de seguidores. También hay anunciantes que eligen a influencers que no se corresponden para nada con el mensaje que quieren enviar, a pesar de todas las advertencias al respecto, como muestra esta otra viñeta.

Influencers, bots y autenticidad: el difícil panorama del influencer marketing

En resumen, la relación entre un influencer y una marca es bidireccional. Por lo tanto, las soluciones (que, al fin y al cabo, benefician a ambos) también deberían serlo.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir