Social Media Marketing

Instagram camina lento pero con paso firme hacia el e-commerce

InstagramInstagram, la red social para los amantes de la fotografía, está cortejando de forma lenta el comercio electrónico pero ya ha comenzado a ejecutar sus primeras campañas de marketing para poder trasformar a los usuarios en compradores con tan solo un clic. Las empresas del retail pueden enlazar a páginas de sus productos en los anuncios de Instagram, una característica que Banana Republic fue uno de los primeros en poner en práctica hace ya un tiempo.

Lo cierto es que los anuncios de Instagram forman parte de una lanzamiento cuidadosamente elaborado para poner en el mercado mejores herramientas de marketing por parte de la conocida aplicación propiedad de Facebook, que ya está comenzando a ofrecer este tipo de productos especialmente orientados a los anunciantes que se muestran cada vez más exigentes sobre todo ante los precios de la publicidad en Instagram.

Lo cierto es que son muchas las voces que señalan que se podrían estar barajando distintas opciones para integrar las compras. Un ejecutivo publicitario ha señalado que en vez de un botón de “comprar”, la red social permitiría a los anunciantes conectar sus anuncios con las páginas web de sus productos aunque algunos señalan que esto debe adaptarse mejor al entorno móvil.

Fue durante el pasado mes de marzo cuando Instagram habilitó la opción para las marcas, que permitía que a través de imágenes pudiesen incorporar un botón que permite al usuario acceder a informaciones más detalladas o contenido adicional. Banana Republic utilizó esta opción para mostrar su página de productos convirtiéndose en la primera marca que ofrecía de forma directa a los usuarios de Instagram la posibilidad de comprar sus productos a través de la publicidad en la red social.

Lo cierto es que todo apunta a que Instagram está trabajando en algunos cambios como es el caso de los formatos que pueden utilizar las marcas en su publicidad acercándose en cierto modo a los anuncios que podemos encontrar en Twitter.

Este tipo de cambios podrían marcar el inicio de una nueva era en la que los “marketeros” utilizan la plataforma y cómo se relacionan con esta los usuarios. Una cosa es segura: Instagram está actuando con mucha cautela ya que no quiere que nada disguste a su creciente base de usuarios que en la actualidad se sitúa en torno a los 300 millones.

Instagram introdujo los primeros anuncios en 2013 y desde entonces ha intentado posicionarse como una plataforma en la que podemos encontrar campañas brillantes en vez de incitar a sus usuarios directamente a hacer clic. Esta filosofía se extrapola a la forma en la que presenta los resultados de las campañas publicitarias a los anunciantes a los que intenta hacer ver que el número de impresiones pueden aumentar más las ventas que los clics.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir