líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué Instagram no acabará con Snapchat (pero puede dejarlo moribundo)

SnnapchatDespués de que Instagram lanzara su nueva herramienta Stories, que muchos ya han calificado de copia de Snapchat, las dudas sobre la supervivencia de la red social del fantasma ya comienzan a surgir.

Y es que, todo indica que se trata de un nuevo movimiento de Facebook para mantener su hegemonía en el mundo social y, lo cierto, es que cuenta con poderosas armas para derrotar a la app del momento.

Sin embargo, su muerte no se va a producir, al menos de momento. Aunque no cabe duda de que copiar a Snapchat reporta numerosos beneficios a Facebook en términos de engagement, crecimiento de usuarios e inversión publicitaria.

De hecho, a principios de año Facebook ya copió la estrategia de vídeo en streaming de apps como Periscope o Meerkat a través de Facebook Live.

Una de las principales razones por las que Snapchat no va a desaparecer de la vida de los usuarios es que, no estamos ante una batalla tecnológica sino ante una lucha por hacerse con los corazones y las mentes de los millennials.

Y, en este terreno, Snapchat sigue siendo el rey gracias a la profunda conexión emocional que ha establecido con ellos y esa unión no se romperá por mucho que Facebook lo intente.

Pero además, la utilidad de Snapchat para este público es la de compartir sus historias personales con su círculo cercano, para ellos es algo más que simples historias de marca.

En esta red es donde se encuentra su comunidad y tratar de dirigirla hacia otra red es una tarea casi imposible.

Y, por último, los usuarios ya tienen Snapchat y les gusta, ¿para qué quieren un servicio idéntico?

Aun así, la batalla que ha abierto Facebook continuará en los próximos meses y, a pesar de que no será la sentencia de muerte del fantasma, sí le afectará en términos de crecimiento pues muchos usuarios preferirán la plataforma todo en uno por su comodidad.

Pero además, Snapchat sigue siendo todavía una app centrada en el mercado norteamericano, mientras que Instagram abarca muchos más mercados a nivel global.

La respuesta de Snapchat vendrá ahora en forma de innovación para seguir aportando a sus usuarios novedades que les convenzan para permanecer en su plataforma.

Pero para ello necesitan dinero que probablemente procederá de la publicidad, un arma de doble filo pues, si aumenta de manera considerable también lo hará la frustración y enfado de los usuarios.

Después de que el año pasado Snapchat rechazase la oferta de compra de Facebook por 3.000 millones de dólares, la compañía de Zuckerberg está dispuesta a demostrar que sigue siendo el rey del social media. Una lucha de egos en la que solo puede quedar uno. Hagan sus apuestas.

 

Cómo ser el marketero más rápido en Río 2016 sin ser patrocinador (y sin pasarse de largo)AnteriorSigueinte27 trucos para sobrevivir a una estrategia de content marketing

Noticias recomendadas