Social Media Marketing

Instagram, ¿antídoto contra las inseguridades de los jóvenes?

Instagram, un "país de las maravillas" donde los jóvenes luchan contra sus inseguridades

Si Instagram provoca tan enardecida pasión en los centennials, es porque la famosa red social les ayuda al parecer a combatir sus propias inseguridades.

instagramEn Instagram los más jóvenes, incapaces de levantar su mirada de la red social de moda, invierten horas y horas al día. Pero, ¿a qué se debe la arrebolada pasión de los centennials por Instagram? Al parecer, y según un estudio llevado a cabo en Alemania por IKW, en la querencia de los más jóvenes por Instagram influyen mucho sus propias inseguridades, que dejan K.O. con la inestimable ayuda de la filial de Facebook.

Cuando se zambullen en Instagram, los centennials buscan refugiarse en un universo de ensueño donde todo está perfectamente controlado y se sienten a salvo de los peligros que les aguardan en el mundo real.

En muchos aspectos de sus vidas los jóvenes se sienten flagelados por un fuerte sentido de inseguridad, el emanado de las separaciones acontecidas en el seno de sus familias, de problemas sociales como la crisis de refugiados y de los cambios sufridos en sus propios cuerpos como consecuencia de la pubertad.

Con el uso intensivo (y hasta adictivo) de Instagram los jóvenes tratan de recuperar el control sobre sus propias vidas, de acuerdo con el informe de IKW. En esta red social los jóvenes adscritos a la Generación Z construyen una suerte de refugio en la que se sienten completamente a salvo.

Instagram, un oasis en medio del desierto para los centennials

Chicos y chicas levantan ladrillo a ladrillo una suerte de universo paralelo donde se retiran con muchísima frecuencia en busca de paz, la que no encuentran en el mundo real.

Dos terceras partes de los centennials se guarecen en Instagram para distanciarse momentáneamente de su día a día. Más del 50% admite que en esta red social puede internarse en un universo hermoso y completamente seguro.

Para la Generación Z el alcance de sus perfiles en Instagram disfruta de muchísimo protagonismo. A juicio de los más jóvenes, su número de seguidores en esta red social obra auténticos milagros en su amor propio. Tienen asimismo un efecto balsámico en la conciencia de su propia valía de los centennials los comentarios positivos y los “likes” en Instagram (que la Generación espera y desea en abundancia en esta red social).

Cuando suben fotografías a Instagram, los jóvenes se cuidan muy mucho, por otra parte, de elegir instantáneas en las que lucen particularmente bellos. Aquellas que hacen un flaco favor a su físico o que hacen referencia a un pasado no particularmente hermoso son relegadas, por el contrario, a un segundo plano.

Al abrirse paso en Instagram, los jóvenes evitan en términos generales las emociones y las historias personales y apuestan, en cambio, por las poses estandarizadas (y probablemente copiadas de otros influencers), por el maquillaje y por los perfectos estilismos capilares.

Pese a que sus comportamientos en Instagram pueden ser fácilmente tildados de superficiales, lo cierto es que los centennials reniegan de la superficialidad que otros insisten en endosarles. Y aseguran que lo que los demás perciben como superficialidad es en realidad afán de control por cómo son contemplados de cara a la galería.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir