Social Media Marketing

Instagram: de red social a centro comercial

Instagram Shopping logra rasgar los bolsillos del 39% de los centennials

El 39% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años confiesa haber utilizado en alguna ocasión Instagram Shopping para comprar productos.

instagram shoppingPara los centennials Instagram se ha convertido en una suerte de centro comercial que se ajusta como un guante a sus hábitos de "shopping". Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por la empresa de analíticas GlobalData, el 39% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años confiesa haber echado mano en alguna ocasión de Instagram Shopping para comprar productos.

Algo menos apego por Instagram Shopping tienen los jóvenes de entre 24 y 34 años (34%). Los porcentajes de uso de esta funcionalidad se desploman aún más si detenemos la mirada en las personas de entre 35 y 44 años (21%) y los consumidores con edades comprendidas entre los 45 y los 54 años (8,4%).

Instagram Shopping se una poderosa herramienta de venta debido a las características con el foco puesto en la personalización que están a ellas solapadas. Los usuarios tienen, por ejemplo, la posibilidad de seguir a retailers y hashtags concretos o utilizar la sección Explorar para descubrir contenido fresco (y "shoppable").

Gracias a sus “superpoderes” en el ámbito de la personalización, la experiencia de compra en Instagram Shopping está habitualmente mucho mejor adaptada a los intereses del usuario que en las webs y en las apps de los retailers.

La creciente popularidad de Instagram Shopping (en particular entre los más jóvenes) significa que los retailers deben estar preparados para recibir un elevado número de pedidos en este canal y satisfacer adecuadamente la demanda si no quieren inocular una percepción negativa de este servicio en el cliente, advierte GlobalData en su informe.

Instagram, un lucrativo centro comercial

De la mano de Shopping Instagram, que otrora era fundamentalmente un canal de corte inspiracional, se está metamorfoseando en una plataforma donde inspiración y transacción van juntas de la mano.

Como parte de sus esfuerzos para dar alas al social commerce en sus dominios Instagram lanzó este mismo mes una cuenta especial bautizada con el nombre de @shop que da cobijo a posts de naturaleza “shoppable” de retailers presentes en la red social.

La cuenta @shop sirve de escaparate a los ramos de actividad que más venden en Instagram y procura además exposición a marcas de nueva hornada que de otro pasarían quizás inadvertidas para el usuario.

Por otra parte, el pasado mes de marzo Instagram estrenó, de la mano de 23 marcas estadounidenses, una funcionalidad nativa de “checkout” que permite al usuario realizar pagos sin abandonar en ningún momento la app. Y el mes pasado la red social extendió el uso (aún en fase beta) de esta funcionalidad a 55 creadores y 5 publishers.

El enorme potencial de Instagram desde el punto de vista de las ventas de Instagram es reconocido por las propias marcas que ya han hincado el diente a la funcionalidad de social commerce de la red social. Sin ir más lejos, Kasper Rorsted, CEO de Adidas, confesaba hace poco que el crecimiento del 40% en las ventas online que la célebre marca deportiva había experimentado en el primer trimestre del año era en gran parte atribuible a la ventas directas a través de Instagram.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

el sol

A3media

FOA

Compartir