Social Media Marketing

Kevin Roberts, CEO de Saatchi, vaticina que Facebook estará en tres años criando malvas en el cementerio

Kevin RobertsKevin Roberts, CEO de la agencia de publicidad Saatchi & Saatchi, es famoso por sus provocadoras acciones. Siendo CEO de Pepsi en Canadá, Roberts no dudó en una ocasión en subirse a un escenario en un acto público para disparar, armado con una ametralladora, a una máquina expendedora de Coca-Cola.

En la actualidad, y aunque no olvida ni mucho menos su pasado díscolo y revoltoso, Roberts hace gala de su espíritu de "chico malo" más con sus declaraciones que con sus acciones. En una entrevista concedida recientemente al semanario económico alemán Wirtschaftswoche, utiliza su lengua viperina para lanzar duros dardos contra Facebook, que estará al parecer muerto y enterrado en mucho menos de lo que pensamos.

“Creo que tres años ya no habrá Facebook”, asegura Roberts. “Mis hijos siguen estando en Facebook, pero desde hace bastante tiempo utilizan también dos o tres redes sociales más porque la red social de Mark Zuckerberg les resulta demasiado conservadora. ¿A quién le gusta ir al mismo bar al que va su propio padre?”, apunta el consejero delegado de Saatchi & Saatchi.

Pero, ¿por qué está Facebook a punto de convertirse en inquilino del “cementerio 2.0”? Roberts cree que la muerte de la que es hoy por hoy la red social más grande del mundo se deberá a la ausencia de equilibrio entre la inteligencia técnica y emocional de la “criatura” de Mark Zuckerberg. Una ausencia de equilibrio que no sólo es bastante evidente en Facebook sino también en Google, a juicio de Roberts. “Quizás dentro de tres años Google tampoco exista”, deja caer el consejero delegado de Saatchi & Saatchi.

En el futuro estaremos huérfanos de Facebook, Google y también parece que de periódicos impresos. “El papel ya no es importante. Las noticias ya no son decisivas”, indica. Cuando navega por internet, el lector no va única y exclusivamente a la caza de noticias sino también a la caza de anuncios, que deben estar diseñados a su imagen y semejanza. “Esta es una tendencia con la que las editoriales tienen mucho ganar”, recalca.

¿Con qué ingredientes se cocina la buena publicidad? Roberts tiene muy claro que calidad de la publicidad no depende del canal sino de las buenas ideas que la vertebran. Todo lo demás es accesorio, concluye.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir