Social Media Marketing

Riesgos y oportunidades de la comunicación de marca en redes sociales

La cara y la cruz del social media: ¿existe el equilibrio en la comunicación del "postureo"?

Las redes sociales se han convertido en el canal de comunicación por excelencia de las marcas, pero si las oportunidades son enormes, los riesgos no son menores.

La cara y la cruz del social media: ¿existe el equilibrio en la comunicación del "postureo"?La vorágine de información, contenido, herramientas digitales y tecnología en la que nos encontramos ha dado lugar a una verdadera revolución, para bien y para mal.

“Todo el mundo cree que estamos viviendo una revolución, pero lo que cambia no es solo la tecnología, o al menos, eso no es lo importante”, señala Carlos Fernández, community manager de Iberdrola en DES 2018 “Lo importante es la gente”.

“Hemos olvidado mirar a nuestro alrededor, nos hemos acostumbrado ver el mundo a través de una pantalla, a capturar los momentos, compartirlos y olvidarlos”, añade.

En este peculiar entorno, cada vez es más difícil para las marcas llamar la atención de los usuarios, sumergidos en su propio mundo de contenidos propios, irrelevantes y de consumo ultrarrápido. Pero, en esta nueva cultura digital, quizá también las organizaciones deben entonar el mea culpa.

Y es que, las compañías e instituciones, en un intento por ser ‘cool’ también se unen a esta tendencia. “El postureo nos está matando, es absurdo”, señala Fernández.

Pero si las marcas se han dejado llevar por la corriente, también lo han hecho los medios que pecan cada vez más del denominado clickbaiting, la búsqueda fácil de audiencias a través de titulares que nada tienen que ver con el contenido de las piezas.

“Buscar el tráfico de esta manera no es una buena idea. Necesitamos clics y trafico pero no a cualquier precio”, aclara el ponente.

También la experiencia de usuario se ha convertido en un quebradero de cabeza para las empresas en el mundo 2.0. “En los últimos 5 años la experiencia de usuario se ha convertido en un problema. La gente puede ahora escoger qué comprar y qué no y en qué clicar y en qué no y convencerlos es uno de los mayores y más difíciles retos para las compañías”.

Pero, aclara, “sin una audiencia real, el fracaso está asegurado” La gente comparte cada vez más contenido y la obsesión por la viralidad es cada vez más patente.
“A la gente le gusta el contenido absurdo, divertido y banal. Nos encontramos en una memocracia”.

Y, aunque el gusto por las noticias ‘ligeras’ no es ningún delito, lo cierto es que en numerosas ocasiones ese tipo de informaciones, que suelen ser las más difundidas, son falsas. “Es muy difícil controlar este contenido viral. Google es un caldo de cultivo para las fake news, la gente no debería creerse todo lo que sale ahí”.

Este lastre ha llevado a los medios a perder su poder de influencia a pesar de seguir teniendo visibilidad. “No somos el alma de la fiesta. Queremos hablar de nosotros mismos y ese es el fracaso”, destaca el de Iberdrola.

Paliar las consecuencias negativas de torbellino digital dependerá de que tanto marcas como medios sean capaces de establecer estrategia y visiones realistas. “Tenemos una visión distorsionada de nosotros mismos. Hay que establecer prioridades y objetivos correctos”.

En social media el reto es gestionar las relaciones a largo plazo con los usuarios y para ello, es clave estar en el momento adecuado, en el lugar adecuado, el real time. “Cumplir las expectativas de la audiencia, algo difícil pero sumamente importante”, comenta Fernández.

Para conseguirlo, es necesario conocer los códigos propios de cada plataforma y abordarlos desde un punto de vista innovador y haciendo que el mensaje encaje con la audiencia.

“El contenido es el camino, pero el rey es la audiencia. El reto es atraer al público a través del branded content pero sin caer en el engaño, no convertirse en un troll corporativo, adaptarse y no parecer estúpido”, concluye.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir