líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketing

La "comedia" de Twitter o cómo ser divertido en 140 caracteres

Dicen que la risa es la mejor medicina, por lo que es probable que sea prudente provocarla tanto como sea posible. Y ¿qué mejor manera de obtener un flujo constante de contenido de risa a través de Twitter ? En Twitter: la comedia es la reina. Los humoristas profesionales y una gran cantidad de imágenes graciosas se van almacenando en la red social tras millones de seguidores. Los distintos usuarios intentar colgar sus «imaginativas salidas» en 140 caracteres, algo que a veces resulta un poco difícil.

El humor en Twitter es ya una herramienta clave, un ejercicio de gran escritura en el que si eres realmente bueno puedes conseguir incluso hasta un trabajo, muchos humoristas profesionales han utilizado el medio para reavivar sus carreras y llegar a nuevos fans. Un buen chiste de 140 caracteres es una joya en cualquier Twitter, un impacto de humor para profesionales y aficionados por igual.

Así que, ¿qué se necesita para hacer reír y crear una fiesta digital? Para responder a esta pregunta Mashable muestra los sabios consejos de los tuiteros más agudos en esta cuestión y en una sola línea. Con estas pautas su Twitter puede ser una divertida «fiesta non-stop».

1. En primer lugar comience por ser divertido
Bill Corbett sabe algo sobre el aterrizaje de chistes cortos en Twitter. Se trata de un escritor /artista de RiffTrax.com popular en la red por sus tuits y que nos aconseja que lo esencial es ser divertidos, tratar de entender el limitado espacio con el que contamos y ser juguetones dentro de él. Teniendo en cuenta que «para gustos los colores», no hay que preocuparse, no todo el mundo va a pensar que lo que publiques es divertido y ya se lo hará saber. «Realmente para esto, no hay reglas», asegura Bill.

2. Siga a gente divertida
 Josh Hara es un caricaturista que dibuja y realiza tuits muy divertidos y originales en la red social. Él sugiere que el almacenamiento de su propia imaginación  llega en primer lugar de gente divertida. «Si usted ya es un poco raro en la vida real, la siguiente mejor cosa que puedes hacer es seguir a un montón de gente divertida. Vas a aprender mucho acerca de cómo escribir chistes simplemente leyendo otros chistes durante todo el día», declara Josh.

3. Concéntrese en el contenido, no en los retuits
Jake Fogelnest, de Tumblr, posee un trabajo en el que literalmente consta de encontrar cosas divertidas en Internet. «Lo más importante es no preocuparse por los resultados. No te obsesiones con el número de seguidores que tienes o en los retuits.Todas esas cosas vendrá. Hay que centrarse en las palabras», afirma Jake.

4. Apueste por el mix de palabras
Megan Amram, escritora de comedia cuyos chistes han adornado los Oscar 2011, es el más divertido tuitero del mundo. “Creo que los chistes que funcionan mejor son pequeñas sorpresas. Trato de mezclar chistes muy accesibles con cosas super extrañas que me hacen reír. También me encantan los juegos de palabras «, asegura Megan.


5. Probar las aguas, obtener retroalimentación
Jen Statsky, gran escritora, admira la gran versatilidad de 140 caracteres. «No hay absolutamente ningún límite en el tipo de gente que realiza bromas en Twitter. Se puede utilizar para cosas de tipo observacional, humor, chistes de actualidad, etc. Toda la red se alimenta de parodias de una persona o un personaje falso. Se te permite escribir cualquier tipo de broma que estás sintiendo en ese momento, y al instante es leído por la gente, más que si sólo lo anotas en un cuaderno. También es una gran herramienta porque fácilmente se puedes ver los resultados», declara Jen.

6. Desarrollar una voz única
Lauren Ashley Bishop, cómico de Los Ángeles con una voz distinta. Rara vez se incluye en mayúsculas o signos de puntuación. «Mi voz en twitter es más de una caricatura de mí mismo que cualquier otra cosa, las cosas yo diría si no hubiese moral o consecuencias en el mundo. Algo divertido para mí, para explorar. Tengo un montón de palabras que asustan por no usar puntuación, pero eso es parte de mi voz… que tiene un propósito. Yo uso la puntuación como un descanso en la música, quiero que lo escuches exactamente como lo hago en mi cabeza. Si no hay una coma o un punto hay una razón. Algunas personas piensan que soy un vago, pero los he asesinado a todos ellos», comenta Lauren.


7. Sea valiente
Mary Charlene se ha forjado una sólida carrera con un ingenio impactante, uno que no le da miedo utilizar por llegar a ser devorada. «¡No tengáis miedo a publicar  tuits sobre algo que usted cree que puede ofender a la gente. Eso puede llamar la atención en el buen sentido!», nos aconseja Mary.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8. No lo fuerce

Rob Delaney que arrasa en Twitter con esta temática, nos recomienda: «No trabaje demasiado duro en un tuit. Cuando ves a gente que trata de, por ejemplo, sintetizar dos historias de las noticias actuales en un inteligente tuit, y al final puede ser bastante torpe, desperdicia la gracia del tuit, y es mejor tirarlo a la basura».

9. Crear un personaje
Travis Helwig es una «escritora de parados» con pocos seguidores pero su alter ego en la res social ya cuenta con más de 60.000. Travis mantiene: «Cuando comencé escribiendo FFHS, la historia iba creciendo con múltiples personajes. Pero a medida que los seguidores también avanzaban cambió la naturaleza de la cuenta. Si quería seguir creciendo, tenía que entender que la mayoría de la gente no volvería atrás para leer todos los tuits que había escrito. Por eso, cuando las cifras aumentaron, abandoné la narrativa, en su mayor parte, y trate de crear un contenido más digerible, distintas historias nuevas y cortas del personaje».

10. Cuando todo falla…
El escritor y humorista político Andy Borowitz ha acumulado cerca de 185.000 seguidores por su ingenio mordaz. ¿Su secreto? «Usted sólo tiene 140 caracteres con los que construir una broma ingeniosa, pene utiliza 4, lo que le deja con 136».

Amazon echa gasolina a su servicio de vídeo en streaming de la mano de ViacomAnteriorSigueinteLa tormenta económica no aguó los resultados anuales de Publicis, que creció un 7% en 2011

Noticias recomendadas