Social Media Marketing

Cómo triunfar (con concisión) en las redes sociales

La concisión: la clave para que su escritura triunfe en las redes sociales

La concisión es una de las principales habilidades clave para que su escritura para las redes sociales sea un completo y demoledor éxito.

concisiónEscribir en las redes sociales requiere de unas habilidades totalmente distintas de las necesarias para escribir en un blog o en publicidad. La audiencia es diferente y el medio también lo es, por lo que los mensajes deben reflejar todas estas diferencias. Una de las claves es la concisión, es decir, comprimir en tan pocas palabras como sea posible el significado necesario.

Pero, ¿por qué es tan importante la concisión?

La concisión es relevante en todos los medios, ya que permite comprimir el mensaje en un menor espacio y captar la atención de los lectores, como indica el consultor Larry Alton en Adweek.com. Pero se vuelve crucial en las redes sociales. En primer lugar, por las propias limitaciones de espacio de las redes.

Un buen ejemplo de ello es Twitter, que aunque amplió su límite de caracteres, sigue estableciendo un máximo de 280. En sentido similar, para leer los posts largos en Facebook el usuario debe hacer clicl en "Leer más" (y muchos pasan olímpicamente de ello).

También hay que tener en cuenta la propia impaciencia de los usuarios de redes sociales, que quieren ver actualizaciones inmediatas en el menor tiempo posible. No están armados con la suficiente paciencia como para leer piezas demasiado largas, que harán perder irremediablemente su atención.

Además, conseguir un alcance orgánico cada vez es más complicado, por lo que el esfuerzo por ofrecer a los usuarios contenido relevante debe redoblarse. Si el contenido es largo, será menos visible y acabará perdiéndose en el olvido.

Escribiendo de forma concisa

Al principio, sobre todo si no se está acostumbrado, puede parecer un reto inabarcable conseguir decir lo mismo en menos palabras. Pero hay una serie de consejos que pueden facilitar mucho las cosas:

1- Utilizar metáfotas e ilustraciones para describir procesos o mostrar puntos de vista.

2- Confiar en el contenido visual, como por ejemplo en vídeo. Los usuarios de las redes sociales adoran este tipo de contenido que es, además, conciso por naturaleza. Una simple imagen o un vídeo corto pueden generar mucho más engagament que un interminable texto exlicativo.

3- Eliminar palabras innecesarias. Puede que palabras como "realmente" sirvan de apoyo en la elaboración de textos para otros medios o en las conversaciones diarias, pero se vuelven una absoluta molestia en las redes.

4- Utilizar abreviaciones (pero con moderación). La abreviaciones pueden ser muy útiles cuando nos enfrentamos a una limitación del espacio, pero siempre hay que utilizarlas con precaución. Abusar de ellas puede hacer que el mensaje sea inteligible o que la marca parezca poco madura.

5- Mostrar el contenido más importante. Lo mejor es limitar el contenido y ofrecer tan solo aquel que vaya a informar o a entretener realmente a los consumidores, ofreciéndolo con un enlace a la página con el contenido completo acompañado de un par de frases que llamen la atención.

6- ¿Emojis? ¿Por qué no? Hay muchas razones que aconsejan su uso pues son, en muchos sentidos, el futuro del lenguaje. Pueden transmitir pensamientos y sentimientos complejos en un espacio muy reducido.

7- Dividir la complejidad en dos. Si a pesar de seguir todas estas reglas, el contenido sigue siendo demasiado voluminoso, por su complejidad, lo mejor es dividirlo en dos partes. Es mejor ofrecer actualizaciones cortas que un post único de tamaño gigantesco.

Ahora bien, conseguir escribir con concisión no se puede conseguir de la noche a la mañana. Pero si se entrenan todas estas tácticas, se podrá conseguir enviar el mensaje que los consumidores necesitan en el espacio que necesitan. Es un nivel de eficiencia al que todos deberíamos aspirar.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir