Social Media Marketing

La economía sumergida de Instagram: los influencers intercambian fotos por champán y paseos en helicoptéros

Money Instagram dineroInstagram se está convirtiendo sigilosamente en una plataforma de economía de trueque sumergida en la que los mensajes se intercambian por bienes y servicios de marcas de alta gama con la esperanza de atraer a la generación millennial y a consumidores.

Mercedes-Benz, Maserati y Dom Pérignon son sólo tres de las marcas de lujo que han llegado a acuerdos con usuarios de Instagram que cuentan con un gran número de seguidores para aprovechar la potencia del marketing visual que aporta la plataforma.

Mercedes USA, por ejemplo, quiso impulsar su modelo CLA entre los consumidores más jóvenes, por lo que se puso en contacto con Nikoletta Csanyi, de 28 años, que ganó el coche de 29.000 dólares en un concurso. El fabricante de automóviles le entregó las llaves de su nuevo coche porque Csanyi acordó conducirlo durante un "road trip" de tres días hasta Washington D.C. y publicar fotos del CLA con la etiqueta @mbusa y el hashtag: #Clatakethewheel. En total, el conjunto de mensajes publicados recibió unos 3.400 "me gusta", aproximadamente.

El gerente de marketing digital de Mercedes USA ha declarado a The New York Times que los "instagrammers" son mucho más accesibles que las celebridades, ya que las fotos logran mayor credibilidad entre los jóvenes consumidores.

Estos son otros ejemplos de cómo funciona la economía sumergida de Instagram:

- El fabricante de champagne Dom Pérignon le dio al ejecutivo de publicidad Jason Petersen un billete de primera clase a Islandia y 15.000 dólares para gastar a cambio de cuatro fotos en su cuenta de Instagram, que tiene más de 315.000 seguidores.

- La fotógrafo freelance de paisajes urbanos, Alina Tsvor, llegó a un acuerdo con Chicago Helicopter Experience después de enviar un correo electrónico a la compañía en el que prometía al menos una foto tomada con su iPhone subtitulada con el nombre de la empresa. La prefesional, de 24 años de edad y que tiene 55.000 seguidores en Instagram, aprovechó el acuerdo para pasear gratis en helicóptero, con sus amigos incluidos.

- Otra compañía de helicópteros, Blade, alcanzó un acuerdo con los concesionarios de Nueva York de Maserati, para llevar a sus adinerados clientes a Long Island cuando el mal tiempo impidiera a sus vuelos aterrizar en los Hamptons. Gran parte de los 2.600 seguidores de Blade son ejecutivos ricos de la industria de la moda y pueden permitirse pagar un Maserati. Así, en este acuerdo no se intercambió ni un solo centavo. sobre el acuerdo.

- La casa de moda de lujo Coach lleva contratando instagrammers durante los dos últimos años para promocionar sus zapatos y bolsos. El presidente digital de la compañía, David Duplantis, dijo: "Existe una tremenda cantidad de autenticidad y credibilidad entre estos fotógrafos y sus seguidores".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir