Social Media Marketing

La FTC ataca de nuevo: ahora, contra la publicidad engañosa de los "micro-influencers"

influencersLa escasa regulación que existe con respecto a los mensajes publicitarios en las redes sociales ha permitido a Instagram convertirse en el paraíso de las marcas.

La plataforma visual ha ido, a lo largo de los últimos meses, incrementando su publicidad de la mano de las estrellas influyentes de la red social que muestran sus productos a sus seguidores sin mencionar el cheque que reciben a cambio.

Y este hecho es lo que ha provocado que la FTC (Federal Trade Commission) pusiese bajo estricta vigilancia las prácticas de muchas famosas, entre ellas las hermanas Kardashian, e incluso llegando a enviarles una carta en la que les instaban a rectificar o borrar aquellos posts en los que no se dijese de manera clara que se trataba de publicidad.

Sin embargo, el organismo regulador ha vuelto a la carga y, esta vez, su objetivo no está en las celebrities que inundan la red sino en los micro-influencers, esos “anónimos” instagrammers que, a pesar de contar con comunidades de seguidores más reducidas, tienen un fuerte engagement y por ello son reclamados por las marcas.

Y la polémica está servida pues existe una gran división de opiniones en este sentido pues hay quien considera los productos que las empresas reparten de manera gratuita a los influencers como un regalo y hay quien asegura que es una forma de pago.

Aunque la FTC no ha querido hacer comentarios a este respecto, parece que sus intenciones de conseguir que la publicidad de las redes sociales sea clara y no lleve a confusión van por el buen camino.

Sobre todo tras dos sonados casos, este mismo año, de la marca Lord & Taylor y de Warner Bros. Home Entertainment relacionados con la violación de la guía de buenas pautas impuesta por el organismo regulatorio para los mensajes comerciales en las plataformas sociales y que terminaron con ambas compañías comprometiéndose a aclarar su relación con los influencers en sus acciones futuras.

Así, ahora parece que su trabajo se centra ahora en el mundo de los micro-influencers que, hasta ahora habían pasado desapercibidos a ojos de la FTC. Sin embargo, tras la denuncia del grupo Public Citizen, responsable también del caso Kardashian, el organismo pretende extender a todos los usuarios las reglas publicitarias en Instagram y apostar por un juego limpio.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir