Social Media Marketing

La llave de la puerta a la Casa Blanca la abre Snapchat

snapchatNi Facebook ni Twitter. La llave de la puerta a la Casa Blanca no la abrirá ninguna de estas dos veteranas redes sociales sino la mucho más novata Snapchat, famosa por sus contenidos “vistos y no vistos”. El próximo presidente de Estados Unidos estará obligado a moverse como pez en el agua en esta plataforma 2.0.

Allende los mares Snapchat es, con méritos propios, la red social de moda. ¿Por qué? Básicamente porque es la “goma de borrar” que el internauta llevaba aguardando como agua de mayo desde hace muchísimo tiempo,

Agobiados la indeleble huella digital que sus acciones dejan en la red de redes, americanos y europeos le han hincado el diente al problema de maneras radicalmente distintas. Por estos lares hemos convertido la justica en nuestra particular “goma de borrar”. Ahí está el controvertido “derecho al olvido” para demostrarlo.

En cambio, al otro lado del charco, se han dejado de zarandajas judiciales y han encontrado su “goma de borrar” en la innovación. Una innovación de la que Snapchat es quizás su máximo exponente. Snapchat no archiva mensajes sino que los “autodestruye” y es precisamente eso, su carácter deliberadamente “olvidadizo”, lo que la ha convertido en la nueva “superestrella” del universo 2.0.

Los más jóvenes utilizan Snapchat de manera obsesiva y gracias a ellos y también a algún que otro “madurito”, esta plataforma presume de números de vértigo. Tiene un valor de mercado de 14.000 millones de euros, cuenta con 100 millones de usuarios y presume de una plantilla de 500 trabajadores.

Aunque el fantasma del “sexting” y de la seguridad ha perseguido desde sus inicios a Snapchat, lo cierto es que la red social moda se ha hecho omnipresente en los prolegómenos de las elecciones estadounidenses. Sabedor de que Facebook no es ya el canal más adecuado para conectar con los votantes “primerizos”, el republicano Jeb Bush dio sin ir más lejos el pistoletazo de salida a su campaña electoral en Snapchat. Y lo hizo con los números en la mano. Los 61% jóvenes de entre 18 y 35 años se informa sobre la política a través de las redes sociales. Sólo el 37% lo hace a través de la televisión.

Una cosa está clara: le guste o no, el próximo presidente de los Estados Unidos deberá (por su bien) pegarse como una lapa a Snapchat.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir