Social Media Marketing

La salida a bolsa de Facebook ha fracasado incluso en la red social porque nadie habla de ello: la conversación está en Twitter

El día que Facebook se hizo público, todos los ojos se centraron en su gran competidor y es que los días previos a su salida a bolsa, las horas antes de que se abrieran los mercados, la devaluación progresiva de las acciones de la red social y el resto de temas al respecto se comentaron en todo momento en Twitter. Ni rastro de debates o discusiones en Facebook sobre la salida a bolsa de la red de redes.

A día de hoy, cuando el titular podría ser que "todo el que invirtió en Facebook ha perdido su dinero", lo que podría llegar a suponer el fin de la burbuja tecnológica, es Twitter el que está recogiendo todos estos temas que se han abierto en el espacio 2.0. Y es que Twitter es el lugar en el que se comentan las noticias de última hora, algo que los profesionales de los medios, que están en Twitter y Facebook, ven como una ventaja. La cobertura y los debates sobre la salida a Facebook ha sido seguramente la demostración más clara de un de las cosas que la red de microblogging es capaz de hacer: dirigir las conversaciones.

Cuando una noticia que da para mucho sale a la luz, es en Twitter donde se genera toda la información gracias a una serie de grupos de editores en los que los usuarios confían para conocer la última hora del acontecimiento en cuestión. Esto sucede, seguramente, por la propia naturaleza de los tweets: tienen valor incluso si los sacamos de su contexto y se convierten en un complemento de las historias a las que acompañan, no son meros enlaces a las mismas.

En contraposición, la forma de interacción en Facebook no anima a que las historias vayan avanzando, son simplemente formas de agregación. Mientras que los tweets son pequeñas unidades de información que navegan sin fronteras, los posts de Facebook viven en el contexto de cada usuario y su "burbuja de amigos".

Y mientas que la salida a bolsa de Facebook no ha cambiado nada de la red social, sí ha ayudado a sacar algunas cosas en claro: que Twitter es la fuente primaria y Facebook es el filtro local.

Las historias que se desarrollan rápido son importantes y, por el momento, Facebook no ha funcionado bien a la hora de contarlas, aunque sean sus propias historias.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir