Social Media Marketing

Las claves que Instagram ofrece a los anunciantes, según Mindshare

mindshare logoEn un mundo saturado de información y datos, la simplificación gana terreno. Las imágenes ayudan a digerir la información. Los usuarios quieren compartir su vida con sus amigos, pero antes que teclear una larga explicación en el móvil, mejor es contarlo con una fotografía.

El éxito de Instagram se basa en esta tendencia global, reflejo de la cultura Millennials, según analizan los expertos de Mindshare. Esta red social, con más de 200 millones de usuarios, cuenta con un fervor popular creciente. Según datos de la IAB, en España el 17% de los internautas utilizan esta red social, fundamentalmente mujeres de entre 18 y 30 años.

Fue comprada por Facebook en 2012 y desde entonces Zuckerberg -que busca aumentar los ingresos procedentes del móvil y rentabilizar, de paso, los 1.000 millones de dólares que pagó por esta app con 13 empleados y sin ingresos hasta entonces-, está probando formatos publicitarios que sean del agrado de las marcas.

No obstante, antes de que exista esta modalidad ‘Push’, las marcas ya han entrado en esta nueva plataforma para interactuar con los usuarios y explotar así las tres claves que ofrece Instagram para los anunciantes:

-Atracción visual: las fotos cuentan una historia de manera más directa que el texto escrito.

-Añade personalidad a la marca: La imagen es una forma poderosa de comunicar los valores y creencias de una marca.

-User Generation Content: esta red social es un excelente recurso para cruzar contenido generado por los usuarios.

Ford y Axe, casos de éxito

Los anunciantes han aprovechado la oportunidad que brinda Instagram para comunicarse visualmente con sus clientes y generar mejores interacciones con ellos. Ya hay muchas marcas que cuentan con perfil propio en esta red social y esta tendencia continúa al alza con buenos resultados si la estrategia está pensada y adaptada a este entorno.

Una de las campañas que más éxito ha cosechado fue la que lanzó Ford para promocionar el lanzamiento a nivel europeo del modelo Fiesta, que incorporaba mejoras tecnológicas. Los usuarios debían subir imágenes a Instagram con el hashtag #Fiestagram, inspiradas por algunas de las características del coche. La estrategia generó 16.000 fotos y se obtuvieron 120.000 nuevos fans.

Más reciente es la campaña #PeaceandKiss que está desarrollando Axe, junto a Mindshare y Wunderman. En colaboración con la ONG Peace one Day, Axe donará un euro por cada foto subida a Instagram con este hashtag. En pocos días, en la red social se han sumado centenares de usuarios que quieren unirse al espíritu de la marca de desodorantes de Unilever.

¿Qué supone esto para las marcas?

Aunque el ascenso de Instagram ha sido meteórico, y su compra por parte de Facebook hacía pensar que Zuckerberg iba a intentar exprimirlo desde el punto de vista publicitario desde el primer momento, lo cierto es que la red social de fotografía continúa siendo en esencia lo que pusieron en marcha sus fundadores, allá por 2010.

Aunque ha incorporado novedades como los vídeos (para competir con Vine) o los mensajes directos, su utilización todavía es muy manual. Por ejemplo, no se pueden programar los contenidos, a diferencia de Facebook o Twitter. Esto supone un freno para su utilización por parte de las marcas.

Pero basta con observar a los usuarios para darse cuenta de que contar historias a través de imágenes -más que palabras- es clave hoy en día para comunicarse con el público. Las marcas deben proveer a los consumidores de las herramientas para que se sumerjan en una historia visual y participen y se emocionen con ella. En un mundo cada vez más visual, la influencia de Instagram no ha hecho más que empezar…

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir