líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las cosas de Facebook: de un error en un evento, a una fiesta de cumpleaños masiva

Esta semana en Alemania se comprobó nuevamente la eficacia y poder que tiene Facebook. A través de un evento en Facebook, la adolescente alemana llamada Thessa invitó erróneamente a millones de usuarios a su fiesta de cumpleaños celebrado en su casa en la ciudad de Hamburgo. Al enterarse del erróneo envío de la invitación electrónica, la joven advirtió que su fiesta se cancelaba. Pero para los invitados ya era demasiado tarde ya que más de 15.000 personas aseguraron asistir a la fiesta.

Los más asustados fueron los padres de la joven adolescente, quienes advirtieron a la policía de lo que iba a suceder el día de la celebración de los 16 años de su querida Thessa. Pero, a pesar de un preparado grupo de 100 policías, no se pudo detener una fiesta de alrededor de 1.500 jóvenes que permanecieron fuera de la casa de Thessa. Esta cifra es alarmante pero aún así, es mucho menor al número de confirmaciones de asistencia (15.000). Así, la familia de la joven decidió abandonar el hogar mucho antes de que iniciase este encuentro de los jóvenes conocidos a través de Facebook, sin informar hacia donde se dirigían, ya que temían una masiva asistencia de chicos que podrían atentar contra su seguridad.

Aunque la familia de Thessa no sufrió ningún daño en las instalaciones de su hogar, los vecinos de la joven se quejaron a las autoridades de que los invitados de Facebook destrozaron sus jardines, quemaron botes de la basura y ensuciaron todo lo que pudieron en el vecindario. Incluso, la policía tuvo que detener a 100 jóvenes que intentaron traspasar muros de garajes o cercas de los vecinos.

Mientras los vecinos observaban esta fiesta organizada a través de la red con desprecio, los adolescentes disfrutaron de una gran celebración en la cual le dedicaron canciones inventadas por ellos mismos a la cumpleañera: “Thessa, oh Thessa, te queremos taanto” gritaban al unísono los invitados de esta fiesta improvisada.

Para la familia de la joven alemana, este acto sólo demuestra que las redes sociales no son aptas para jóvenes, ya que pueden causar muchos problemas en cuanto a los derechos de privacidad de cada usuario y sobre todo, puede llegar a perjudicar la seguridad de ciertos jóvenes. En este caso, las consecuencias no fueron graves pero los jóvenes prometieron volver el próximo año para celebrar otro año de vida de la joven más querida en Facebook.

 

Vallas interactivas, juegos y cupones se dan cita en una sorprendente campaña de McDonald'sAnteriorSigueinteGonzalo Figari (b-web Expo Coruña): "se trata de que el consumidor hable de ti no que converse contigo"

Noticias recomendadas