líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las grandes marcas de bebidas encuentran en las redes sociales la vía para conectar con su target

Las grandes marcas de bebidas del mercado español se mueven como pez en el agua en el mundo de las redes sociales, al que han convertido en los últimos años en el espacio natural para el desarrollo de sus actuaciones de marketing y de contacto con sus clientes. Esta tendencia se refleja con toda claridad en los resultados de la segunda edición del Estudio de la Influencia de las Marcas en la Sociedad realizado por la consultora NCA Asociados y el IE Business School, que analiza el comportamiento en Internet de los cinco mayores anunciantes del sector español de bebidas: Coca Cola, Mahou, Damm, Bacardi y Heineken.

El Estudio revela los notables esfuerzos realizados por estas marcas para lograr un posicionamiento en las redes sociales, con estrategias claramente diferenciadas según las características de sus productos. Facebook es la herramienta favorita de las marcas para operar en el entorno social y todas la utilizan con intensidad. Destaca la estrategia de Coca Cola, con cifras millonarias en número de fans y seguidores. Todas las marcas operan de forma activa en esta red, con cuentas propias cuyos contenidos se actualizan casi a diario, lo que les permite conseguir un alto nivel de conversación con sus clientes. Todas las marcas, con la excepción de Bacardi, disponen en sus páginas web de sitios específicos para interactuar con sus clientes. Twitter es una herramienta menos utilizada, con Coca Cola al frente de su operativa.

La intensidad de las estrategias en redes sociales se ve recompensada en todos los casos por unos niveles de reputación muy elevados. El ruido que generan las marcas a través de sus actuaciones en la Red tiene un reflejo casi inmediato en el ruido que miles de usuarios generan a través de sus propias cuentas en las redes sociales. Las marcas inician conversaciones y luego otros muchos entablan por su cuenta conversaciones sobre esas marcas. Lo que revela el Estudio es que el resultado de esas conversaciones es sistemáticamente positivo para las marcas, que consolidad una reputación muy buena en el entorno social. Se habla mucho de ellas y se habla bien, señala el Estudio.

Esa intensidad por tomar posiciones en las redes sociales evidencia, como es lógico, un interés de menor grado por conseguir visibilidad a través de los buscadores de Internet. Las estrategias en este punto son bastante dispares. En las cerveceras, por ejemplo, Damm y Mahou han desarrollado estrategias de posicionamiento SEO, con un dominio notable de conceptos de búsqueda que conduzcan a su marcas; mientras que Heineken desprecia por completo esta vía y apuesta por posicionamiento de pago en los buscadores. Coca Cola utiliza ambas opciones, al igual que Bacardi, aunque ésta con mucha más intensidad.

Para Rafael Bonnelly, director del Estudio “es lógica la preferencia de las grandes marcas de bebidas por el mundo de las redes sociales. Su comunicación se basa en conceptos emocionales, que necesitan ese entorno de conversación interactiva para desarrollarse. En un futuro inmediato preveo un incremento notable de la actividad social de las marcas de bebidas de alta graduación alcohólica, a las que la normativa legal prácticamente no deja otro espacio que el digital para comunicarse con sus usuarios. Tendrán que desarrollar iniciativas cada vez más innovadoras y creativas para afianzarse en el mercado”.

Nota de Prensa

 

Ermenegildo Zegna vende su catálogo a través de una tienda 3DAnteriorSigueinteLa historia de la publicidad en Facebook

Noticias recomendadas