Social Media Marketing

El lado más oscuro del marketing de influencers

Likes y seguidores comprados: las sombras del marketing de influencers y su coste para las marcas

Las malas prácticas de algunos influencers como la compra de seguidores suponen, además de un engaño para los usuarios, grandes pérdidas de dinero para las marcas.

Marketing de influencers

El marketing de influencers ha puesto en bandeja a las marcas una nueva y poderosa baza para alcanzar nuevas audiencias a través de sus grandes referentes. De hecho, según datos ofrecidos por la herramienta Instascreener, el gasto en marketing de influencers ha experimentado un crecimiento interanual del 83% en EE.UU. y Canadá.

Sin embargo, no todo son alegrías en el universo de los influencers y creadores de contenido. Según un estudio que publica Business of Fashion y del que se hace eco S Moda, llevado a cabo por la compañía de ciberseguridad Cheq y la Universidad de Baltimore, los anunciantes han perdido unos 1.300 millones de euros este año (casi un 15% del total invertido en ellos), y la cifra crecerá en el siguiente. El análisis a 10.000 influencers que se realizó para el estudio reveló que el 25% de sus seguidores eran falsos. Y es que la compra de seguidores se constituye como la gran sombra que sobrevuela al marketing de influencers y que provoca pérdidas sustanciosas a las marcas.

Por su parte, Instascreener desveló que, durante el segundo trimestre de 2019, las marcas han destinado 443 millones de dólares al marketing de influencers, un 18% más que el trimestre anterior. No obstante, en el segundo trimestre y a pesar de que se destinaron 314 millones de dólares a Instagram, 58 millones alcanzaron a seguidores falsos.

Ahora que Instagram parece haber puesto el foco en la eliminación del contador de likes, una función que ya ha lanzado en Canadá, Irlanda, Italia, Japón, Brasil, Australia y Nueva Zelanda, es posible que la situación cambie y se abra una ventana a favor de la honestidad. No obstante, tal y como informa el medio, la mayoría de las marcas priman el número de seguidores a los likes para decantarse por un influencer y que se convierta en el embajador de su producto o servicio. "El caché, de hecho, suele ser proporcional al número de followers: unos 5.000 euros por un millón y unos 500 euros por cien mil seguidores", afirma la fuente de S Moda. En Instagram, por ejemplo, la compra de mil followers rondaría los diez euros y, de 250 likes, seis euros.

A pesar de que el marketing de influencers tiene mucho que ofrecer a las marcas, las prácticas como la compra de followers, de likes e incluso, de comentarios, pueden hacer tambalear no solo la reputación de las mismas, sino sus cuentas bancarias. Además de fulminar, por completo, la autenticidad de los influencers, una cualidad anhelada por las compañías y cada vez más demandada por los usuarios y seguidores exigentes que no están dispuestos a ser traicionados por sus referentes.

Una de las soluciones que desterrarían el engaño se basa en los enlaces de los stories de los influencers a las páginas web de las marcas. A través de ellos, las compañías podrán comprobar con métricas reales qué porcentaje de tráfico consiguen gracias a los influencers y su verdadero poder para mover a su comunidad que, en ocasiones, poco tiene que ver con el número de seguidores.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir