líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Quién es Linda Yaccarino, la nueva CEO de Twitter?

Linda Yaccarino: así es la mujer con la misión de curar las alas rotas de Twitter

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Linda Yaccarino, la nueva CEO de Twitter, es conocida en los círculos publicitarios como "Velvet Hammer" por su estilo de negociación simultáneamente duro y gentil.

No es tan prolífica en Twitter como su predecesor Elon Musk, pero Linda Yaccarino, la nueva CEO de la red social del pajarito, ha aumentado considerablemente su bandada de seguidores en esta plataforma después de que el pasado viernes se confirmara que iba a tomar el testigo del empresario sudafricano al frente de la red de microblogging.

Yaccarino, conocida en los círculos publicitarios como «Velvet Hammer» (martillo de terciopelo) por su estilo de negociación simultáneamente duro y gentil, tiene frente a sí el reto en modo alguno baladí de poner orden en el caos sembrado por Elon Musk en Twitter desde que adquiriera la red social por 44.000 millones el pasado mes de octubre.

Elon Musk describió en una ocasión su propio trabajo al frente de Twitter como «doloroso» y llegó a afirmar que solo alguien suficientemente «tonto» lo aceptaría.

Linda Yaccarino, de 60 años, no tiene nada de «tonta», pero sí es portadora presumiblemente de muchísimo arrojo, el suficiente para ponerse a los mandos de una compañía cuyo errático propietario ha sumido en el desconcierto más absoluto en los últimos seis meses.

Yaccarino es la mujer adecuada para liderar Twitter, pero ¿le dará Musk suficiente libertad?

En calidad de presidenta global de publicidad y alianzas de NBCUniversal, Yaccarino gestionaba hasta ahora unos ingresos publicitarios de aproximadamente 13.000 millones de dólares anuales. Y su perfil resulta a bote pronto el más idóneo para tratar de convencer a los anunciantes que los últimos meses han huido en desbandada de Twitter de volver a arrojarse en los brazos de la red social del pájaro azul. No lo tendrá, no obstante, fácil. Los ingresos publicitarios de Twitter se han reducido a la mitad (desde los 5.000 a los 2.500 millones de dólares) desde que Elon Musk irrumpiera como un elefante en una cacharrería en la red social y decidiera relajar de manera drástica la política de moderación de contenidos en esta plataforma.

«Es la persona ideal para el puesto», asegura Martin Sorrell, CEO de S4 Capital, en declaraciones a The Guardian. El que fuera consejero delegado de WPP coincidió con Yaccarino, de origen neoyorkino, en la última edición de Cannes Lions. «No creo que Musk pudiera haber encontrado a alguien mejor para comprender a los anunciantes, tanto a los que desenvuelven en medios analógicos como en medios digitales», insiste Sorrell.

Liderar Twitter será un reto mayúsculo para Yaccarino, pero también bregar en el día a día con Elon Musk, que seguirá muy presente en la compañía en calidad de presidente y CTO. En un evento en el que Yaccarino y Musk coincidieron hace poco la nueva CEO de Twitter ya advirtió al sudafricano de que tuitear más allá de las 3 de la madrugada no era quizás lo más oportuno para el devenir de la red social del pajarito.

A la sugerencia de Yaccarino de frenar sus desmanes en Twitter, donde Musk le da a la sin hueso como si no hubiera mañana, el CEO de Tesla respondió que ello se traduciría en una «merma de la libertad de expresión».

La ideología de Yaccarino intriga a la comunidad tuitera

No obstante, el hecho de Yaccarino sea miembro de alto rango del Foro Económico Mundial, cuya reunión anual en Davos ha sido vilipendiada en más de una ocasión por el propio Musk, hace creer a algunos que la nueva CEO de Twitter puede ablandar realmente la visión absolutista que tiene el segundo hombre más rico del mundo de la libertad de expresión.

Así y todo, Elon Musk ya ha dejado claro en Twitter que no tiene intención alguna de traicionar su política de libertad de expresión para dar alas al retorno económico de la red social.

Conviene asimismo hacer notar que Yaccarino y Musk podrían no estar a bote pronto alineados en el plano ideológico (y ello podría poner palos en las ruedas a su futura relación profesional). En 2021 la nueva consejera delegada de Twitter participó en una campaña del ejecutivo de Joe Biden en favor de las vacunas contra el COVID-19 y las mascarillas en calidad de presidenta de la ONG Ad Council.

Este capítulo en el pasado de Yaccarino no ha gustado nada a los seguidores más fervorosos de Musk, tradicionalmente alienados a la derecha en Estados Unidos. Sin embargo, algunos usuarios de Twitter (escorados en este caso a los posicionamientos del Partido Demócrata) han rebuscado en el pasado tuitero de Yaccarino para poner de relieve que esta agasajó en su día con «likes» a tuits del gobernador republicano Ron DeSantis y el comentarista de extrema derecha Jesse Watters. Y no solo eso. En 2018 Yaccarino fue nombrada miembro del Consejo Presidencial de Deporte, Fitness y Nutrición por el expresidente Donald Trump.

Ideologías al margen, Yaccarino es dueña de la experiencia, las buenas relaciones con los anunciantes y la profesionalidad que Musk necesita para que Twitter vuelve a desplegar de nuevo las alas.

Yaccarino, que creció en el seno de una familia católica de origen italoamericano y reside actualmente en una opulenta localidad de Long Island (Nueva York) junto a su esposo y sus dos hijos, estudió artes liberales y telecomunicaciones en la Universidad Estatal de Pensilvania.

¿Sabrá Yaccarino bregar con la volcánica personalidad de Musk?

Tras graduarse en 1985, Yacarino comenzó a trabajar como becaria en NBCUniversal, la matriz de algunas de las cadenas de televisión más importantes en Estados Unidos y del estudio cinematográfico Universal. Y después unió sus designios profesionales a Turner Broadcasting, actualmente parte de Warner Bros Discovery, una compañía a la que estuvo ligada durante sus décadas.

En 2011 regresó a NBCUniversal, donde su nombre sonó hace poco como posible recambio del CEO Jeff Shell, despedido hace unas semanas por una relación «inapropiada» con una compañera de trabajo.

No cabe duda de que Linda Yaccarino es una mujer preparada para ponerse al timón de Twitter. La cuestión es si Musk, célebre por su volatilidad, le cede suficiente control para permitir que revitalice el alicaído negocio publicitario de Twitter.

Elon Musk, que en los últimos meses ha recortado casi el 90% de la plantilla de Twitter y ha estado al frente de controvertidos lanzamientos de productos y problemas técnicos en la red social, ya ha anunciado que dejará la «dirección operativa» en manos de Yaccarino, pero seguirá presente en la compañía en calidad de presidente ejecutivo y CTO.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Cannes Lions otorga el premio Persona del Año del Entretenimiento 2023 al actor Kevin HartAnteriorSigueinteCruz Roja y CHINA (LLYC) te invitan a descubrir tesoros ocultos en sus boletos del Sorteo de Oro

Contenido patrocinado