Social Media Marketing

Llamamiento a los científicos del mundo: ¡los necesitamos en las redes sociales!

Llamamiento a los científicos del mundo: ¡los necesitamos en las redes sociales!En la era de la llamada “posverdad” (la mentira de toda la vida), es más necesario que nunca que los científicos se unan a las redes sociales. ¿Cuántos bulos no circulan por las redes sociales? ¿Cuántas noticias pseudocientíficas no corren por ahí como la pólvora? Por eso, ¡los necesitamos, científicos!

Sin embargo, ellos no están muy por la labor. FastCompany ha hablado con una de las pocas científicas entusiastas de las redes sociales, Beth Linas, una epidemióloga de enfermedades infecciosas a la que sus compañeros hacen burla. Linas tuitea con frecuencia sobre los temas que le apasionan, ya sea sobre tecnología móvil o salud pública. Pero también ha descubierto que las redes sociales pueden ayudar a desmentir teorías que no han sido demostradas científicamente (como que las vacunas están relacionadas con el autismo), mejorar nuestros conocimientos sobre la salud e inspirar a mujeres a seguir carreras de ciencias.

Si tienen todas estas virtudes, ¿por qué sus compañeros la miran con recelo? Según cuenta, muchos científicos ven las redes sociales como una pérdida de tiempo, un tiempo que pueden emplear en seguir investigando. Algunos otros ven complicado el moverse en aguas turbulentas. El que un científico publique un tuit o un post sobre un tema controvertido puede terminar afectando a su universidad o a sus compañeros de investigación. Tampoco deben sobrepasar la fina línea que existe entre informar y autopromocionarse. A Carl Sagan se le recuerda más como personaje que por sus investigaciones. Pueden poner incluso en riesgo las evaluaciones de sus becas, sus ayudas y sus trabajos.

A pesar de estos riesgos, Tim Caulfield, profesor de políticas sanitarias en la Universidad de Alberta, está a favor del uso de redes sociales entre la comunidad científica. Las encuestas señalan que la gente confía en ellos, más incluso que en los líderes religiosos. “Una voz de confianza tiene mucha influencia, por eso debemos formar parte de la conversación”, explica Caulfield, que también ha sido criticado por sus colegas por pasar mucho tiempo tuiteando.

Parece que la situación empieza a cambiar. Algunas universidades, departamentos y centros médicos han empezado a impartir cursos para animar a los científicos a que estén presentes en las redes sociales. Para investigadores como Dana Smith, escritora científica que ha pasado por el Instituto Gladstone y la Universidad de Cambridge, estar en las redes sociales se ha convertido en “una obligación moral”. Hay quienes ya la han escuchado y se han subido al carro. Estos son 10 de ellos a los que debería seguir en Twitter si le interesa la ciencia:

@dgmacarthur – Daniel MarArthur: genética, open access

@AstroKatie – Katherine Mack: universo, política y educación científica

@HopeJahren – Anne Hope Jahren: cambio climático, Escandinavia, política

@phylogenomics – Jonathan Eisen: microbioma, genética, política

@ClimateOfGavin – Gavin Schmidt: cambio climático, actualidad, comunicación científica

@EricTopol – Eric Topol: el futuro de la medicina, sanidad digital, tecnología médica móvil

@AlongsideWild: David Steen: vida salvaje, comunicación científica, investigación

@bradleyvoytek – Bradley Voytek: oscilaciones cerebrales, ciencia computacional, San Diego

@seanmcarroll – Sean Carroll: el origen de la vida, respuestas a preguntas básicas de ciencia, filosofía

@Fishguy_FHL – Adam Summers: peces, diseño inspirado en la biología, comunicación científica

@BrennanSpiegel – Brennan Spiegel: tecnología médica, wearables, el futuro de la educación médica

@WhySharksMatter – David Shiffman: por qué los tiburones necesitan amor, cambio climático, bromas sobre científicos empollones

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir