líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketing

Lo que todo el mundo odia de tus tweets...y lo que a todos nos encanta

El tweet más molesto que nos podríamos imaginar sería, en otras palabras, horriblemente largo. Contendría información innecesaria. Contendría un exceso de #hashtags. Sería excesivamente personal. Sería agresivamente mundano. Sería un tontería superflua. Todo esto, supuestamente, según un estudio reciente que investiga qué es lo que nos gusta leer en los tweets y que es lo que consideramos que está totalmente fuera de lugar.

«El que tuitea: evaluando el contenido de valor de un microblog» es la culminación de todo un año de trabajo y análisis dirigido por los investigadores Paul André de Carnegie Mellon, Michael Bernstein de MIT y Kurt Luther de Georgia Tec. El año pasado, este grupo de analistas creó una web, Who Gives a Tweet, un portal de microcontenido para decir, esencialmente, lo que nos gusta y lo que no, que pedía a los usuarios que escribieran aquellos tweets que les habían provocado una sensación «positiva», «neutral» o «negativa»y que explicaran después sus respuestas con sus propias palabras. Se analizaron unas 43.000 respuestas recogidas en este portal

Empezamos con un consejo: eviten los tweets de «sandwich» porque a la gente no le interesa lo que estemos comiendo a medio día. Y es que la función esencial de Twitter es ampliar información recogida de la web a nivel mundial. Aunque eso no quita que muchas veces acudamos a Twitter como fuente de entretenimiento. En este sentido, los tweets que son entretenidos o infomativos, dan lugar a las mejores respuestas. Así que debemos ser útiles y, bajo ningún pretexto, aburrir.

Por otro lado, no debemos temer el autobombo: sorprendentemente, los que respondieron al estudio reaccionaron igual a los tweets que contenían información ya pasada que a los que contenían información creada por el tuitero. Y es que el ecosistema de Twitter lo que valora es el aprendizaje de nuevo contenido. Así que la nueva información es eso, nueva información, venga de quien venga. Y compartir nuestro propio trabajo puede ser una forma de aportar valor añadido en vez de aburrir con tweets sin sentido o no tuitear nunca.

Resumiendo, lo que debemos tener en cuanta para gustar mucho en Twitter es lo siguiente:
– La información vieja ya no es noticia: debemos ofrecer información en tiempo real
– Contribuir a la historia: hay que entrar en la conversación, participar, para atraer a la gente
– Ser breves y concisos: para algo nos dan 140 caracteres
– Limitar el uso de sintaxis propia de twitter, como los #hashtags, las @menciones o las abreviaciones: esto sólo complica la lectura
– Proporcionar contexto: los tweets demasiado cortos no se entienden bien, hay que contextualizar bien
– No te quejes siempre: los tweets negativos o de quejas no son siempre bien recibidos

C. Caño (Equmedia) en Foro Comerciales: "No existe el planificador psicópata ni la negociadora perturbada"AnteriorSigueinteFujifilm mete la pata en Twitter con un prescriptor de su marca

Noticias recomendadas