Social Media Marketing

Así está logrando Snapchat cambiar (y conquistar) la industria de la música

snapchatSnapchat puede presumir no solo de contar con el favor de los jóvenes sino que ahora también es el ojito derecho de la industria musical. La red social ha conseguido erigirse en poco tiempo como una potente herramienta de distribución frente a otras plataformas que están plagadas de problemas con la piratería.

Nadie duda de que Snapchat se ha convertido en lo que podríamos denominar como una especie de DJ de éxito, con el que cada vez más artistas quieren asociarse para conseguir que sus canciones lleguen a más gente de una forma innovadora.

La red social está trabajando en la creación de un ecosistema cada vez más completo de cara a la oferta que llega al usuario. Encontramos mayor número de medios de comunicación de ámbitos tan distintos como la política o el deporte pasando por los generalistas.

En algunos casos Snapchat está pagando una cuota de licencia por el contenido. En otros se hace con una fracción de los ingresos publicitarios conseguidos entre los editores y la compañía.

Nadie duda de que el entretenimiento y la música son los aspectos más lucrativos para la empresa. Snapchat no se proyecta como una marca. Lo hace como un estilo de vida. Son cada vez más los anunciantes, editores e influencers que están presentes en la red social lo que se traduce en mayores ingresos.

Mientras que otras empresas como YouTube o Facebook están combatiendo con la industria musical con la esperanza de conseguir más derechos, Snapchat está cimentando una buena reputación con los artistas.

Su objetivo es construir experiencias que se adapten a las características que oferta erigiéndose como una plataforma de distribución para la industria de la música.

La compañía trabaja para asegurarse de que cualquier música que se utiliza en una de sus lentes o vídeos promocionales cuentan con la licencia adecuada. Se trata de ayudar a la música y no de convertirse en un nuevo foco de problemas.

Por lo general, Snapchat paga a los artistas por las licencias de las canciones. No queda muy claro cómo se realiza este sistema para las lentes puesto que los términos específicos son confidenciales.

Un ejemplo lo encontramos en las acciones desarrolladas con Ed Sheeran. Su lente cuenta con una ubicación privilegiada de viernes a domingo lo que se traduce en unos 500.000 dólares diarios, de acuerdo a personas familiarizadas con la compañía.

Snapchat ha sido capaz de entender y atender las necesidades creativas de los artistas sin verse afectada por los problemas de la piratería que acucian a otros competidores. Facebook y YouTube, donde los vídeos pueden durar un tiempo ilimitado y quedan almacenados, se enfrentan a estos problemas a diario.

“El uso de Snapchat para conectar con los aficionados es una experiencia musical que se asemeja a la edición de un documental en tiempo real”, explica Chris Williams, director de producto de iHeartRadio. “A diferencia de otras plataformas sociales donde se establece una curación de los mensajes, con Snapchat se captura lo que se quiere transmitir sobre la marca gracias a la inmediatez y autenticidad de lo que publicamos”, añade.

“El futuro de Snapchat en el mundo de la música pasa por asociaciones con grandes artistas que aman la plataforma”, apunta Ina Burke, vicepresidenta de contenidos originales de Clear Channel Communications.

Las discográficas y los artistas son conscientes del valor que les aporta Snapchat tanto a nivel personal como personal. Los cantantes son personas como el resto y pueden sentir la necesidad de dar el salto a la siguiente red social que se ponga de moda. Pero Snapchat ha logrado crear una cultura, ese estilo de vida del que hablábamos antes que hace que la gran mayoría se queden una vez lo han probado.

“La música es una actividad inherentemente social y, la plataforma más popular en estos términos es sin duda Snapchat”, concluye Rich Riley, CEO de Shazam.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir