Social Media Marketing

Los 3 grandes quebraderos de cabeza del sustituto de Dick Costolo al frente de Twitter

TwitterTwitter se queda sin capitán de barco. Dick Costolo, actual CEO de la red social del pajarito, se apeará del barco el próximo 1 de julio. Su puesto será asumido de manera interina por Jack Dorsey, cofundador y presidente del consejo de administración de Twitter.

La red de microblogging tiene por delante una búsqueda de nuevo CEO que no promete ser nada fácil pero que se antoja urgente. Twitter buscará nuevo capitán de barco tanto dentro como fuera de sus propios dominios. Eso sí, "buscamos a alguien que ame verdaderamente nuestro producto", recalca Dorsey.

Sin embargo, el amor a Twitter no le bastará probablemente al sustituto de Costolo para levantar una compañía acuciada desde hace tiempo por los problemas. A continuación, y de la mano de Spiegel, repasamos los tres grandes problemas con los que tendrá que lidiar el nuevo CEO (todavía desconocido) de Twitter:

1. Twitter sigue arrojando números rojos
Aunque la facturación de Twitter no para de crecer –pasó de los 664 millones de dólares en 2013 a los 1.400 millones en 2014–, las pérdidas siguen siendo el pan de cada día para la famosa red social. En 2013 a Twitter se le fueron por el desagüe 645 millones de dólares. Y el año pasado las pérdidas fueron de 578 millones de dólares.

Tampoco los números de la compañía durante el primer trimestre del año corriente apuntan precisamente al optimismo. Aunque sus ingresos engordaron un 74% hasta los 436 millones de dólares, las pérdidas alcanzaron los 162,4 millones de dólares.

Estas cifras serían tolerables en una compañía en expansión que está aumentando su base de usuarios, pero desafortunadamente no es el caso.

2. El crecimiento de Twitter se está ralentizando peligrosamente
En 2012 Twitter añadió 66 millones de nuevos usuarios a sus filas, lo cual se tradujo en una tasa de crecimiento de casi el 50%. Desde entonces el crecimiento de usuarios de la red social se ha ido ralentizando peligrosamente. En 2013 Twitter consiguió añadir únicamente 51 millones de nuevos usuarios a su plataforma (+25%) y en 2014 fueron aún menos, 47 millones (+18%). La red social del pajarito cerró el primer trimestre de 2015 con 302 millones de usuarios activos.

Con estas cifras de crecimiento resulta hoy por hoy inverosímil que Twitter pueda ponerse algún día a la altura de Facebook en cuanto a número de usuarios. Recordemos que la red social de Mark Zuckerberg acumula ya más de 1.400 millones de usuarios.

A finales de 2014 Twitter fue adelantado incluso por Instagram, la app fotográfica filial de Facebook. Y si la compañía no logra dar fuelle a sus cifras de crecimiento en los próximos meses es muy probable que la app de mensajería Snapchat supere también en breve a Twitter.

Twitter no se ha preocupado nunca de dar a sus usuarios un motivo para regresar a su plataforma, asegura Nate Elliott, de la consultora Forrester Research. Mientras otras redes sociales añaden constantemente nuevas funcionalidades, Twitter lleva mucho tiempo estancado en el mismo punto. Y eso se traduce en un “crecimiento en el número de usuarios absolutamente aburrido”, recalca Elliott.

3. Twitter es una red social poco atractiva para los usuarios ocasionales
Twitter sigue aferrado como un clavo ardiendo al viejo principio que lo vio nacer, el de mostrar todos los tuits en orden cronológico. ¿La consecuencia? Que cuando el usuario se conecta una única vez al día a esta red social, ve sólo lo que ha acontecido en los últimos minutos. Lo que ha tuiteado, por ejemplo, un amigo unas cuantas horas antes escapa irremediablemente a sus ojos.

Facebook, el rival de Twitter, trabaja, por el contrario, con un algoritmo que muestra al usuario los posts más importantes desde que se conectó la última vez a esta plataforma.

Twitter se limita a ofrecer a los usuarios de su aplicación para el iPhone la funcionalidad “While you were away”, que pone en manos de los tuiteros un resumen de los tuits más populares.

De todos mosos, y si no va más allá de esta funcionalidad, Twitter corre el peligro de convertirse en un producto nicho pensado única y exclusivamente para los usuarios que se pasan horas y horas delante del ordenador y permanentemente con el smartphone en la mano.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir