líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los ratings televisivos han muerto, la nueva televisión social se mide en emociones

hugebingewatchgraphic-8881No hay duda de que el mundo digital ha cambiado de manera radical el consumo de televisión. La irrupción de las redes sociales ha hecho surgir una nueva forma de visionado, la llamada televisión social, al mismo tiempo que el público cambia sus preferencias, intereses y demandas.

Es por eso que la publicidad televisiva debe también cambiar, adaptarse a los nuevos formatos y sobre todo, a los consumidores. Y esto pasa por poner el foco en diferentes métricas de las utilizadas hasta ahora.

Pero esto no quiere decir que los ratings o shares no sigan siendo valiosos porque sí que lo son pero es casi imprescindible hoy en día comenzar a guiarse por los comportamientos de los espectadores.

Actualmente la audiencia tiene a su alcance numerosas y variadas formas de consumir contenidos, sin límites de horarios. Pero al mismo tiempo también aumentan las plataformas en las que éstos comentan sus programas favoritos, una tendencia de enorme importancia entre los millennials y que toda marca debería tener en cuenta.

Y es que, cuando un fanático de una serie o programa comenta sobre personajes, momentos o historias favoritas está expresando una serie de sentimientos y conexiones con sus programas favoritos. Esta actitud condiciona los impulsos de consumo con respecto a las marcas que se insertan en estas series o programas elegidos.

Así, las audiencias de nicho conectan de una manera muy profunda con sus contenidos predilectos y en esos momentos, es cuando y donde debe estar la marca. Por lo tanto, los anunciantes deben identificar aquellos programas que son capaces de provocar sentimientos y emociones en el público que persigue.

Por lo tanto, aquellos programas «adictivos» son los que los anunciantes no deben perder de vista pero tampoco aquellos divertidos, que provoquen la risa de la audiencia pues, no hay nadie más predispuesto a conectar con una marca que un fan riéndose.

El futuro más inmediato se presenta así como un abanico de oportunidades para los marketeros. Los contenidos serán cada vez más especializados, de nicho, para ofrecer a cada audiencia lo que demanda y que sean capaces de fidelizar a las audiencias. Saber ver esas conexiones y aprovecharlas de manera inteligente es el verdadero poder de la publicidad en el nuevo panorama televisivo.

5 razones por las que el contenido servido a modo de "snack" sabe de rechupeteAnteriorSigueinteSi tiene una entrevista de trabajo con estos CEOs, le dejarán "frito" con estas preguntas

Noticias recomendadas