Social Media Marketing

¿Quieren realmente los consumidores comprar en las redes sociales?

Los usuarios de las redes sociales no están de humor para comprar

Puede que los esfuerzos de las plataformas sociales para facilitar las compras no sirvan de nada pues los consumidores, simplemente, no están de humor.

redes socialesCada vez más redes sociales están optando por ofrecer a sus usuarios la oportunidad de realizar compras directas a través de sus plataformas. Pero muchos expertos consideran que esto llevará a un sonoro fracaso. ¿La razón? Los usuarios no están de humor para comprar cuando quieren socializar.

De hecho, según un estudio realizado por Cowen and Company en diciembre del pasado año, solo una pequeña proporción de usuarios estadounidenses afirma ser influido por las redes sociales cuando se trata de comprar. Aunque es algo más usual entre los jóvenes, ninguna cifra supera el 21% (conseguido por Pinterest en los jóvenes de entre 18 y 24 años).

Poco ha cambiado desde entonces. Otra encuesta reciente, elaborada el pasado mes de agosto por Bizrate Insights, señala que tan solo el 22,4% de los internautas de Estados Unidos entró en contacto con un producto en las redes antes de adquirirlo, como señalan en eMarketer.com.

Quizás no es simplemente que no quieran mezclar la socialización con las compras. Puede que lo que ocurra es que no estén de humor. Según otro estudio realizado por The Next Web en marzo de 2018, los usuarios se sienten mal después de usar una red social. Y, a mayor número de aplicaciones visitadas, peor se sienten.

Al mismo tiempo, el 83% de los encuestados afirmó que estar de buen humor les hace disfrutar más de la publicidad online. Y el 52% considera que ver un anuncio cuando están de mal humor les hace hundirse todavía más. Es decir, estar de buen humor puede provocar que el consumidor esté más dispuesto a comprar.

Las plataformas que mejor hacen sentir a los usuarios son Netflix (69%), Imgur (62%) y YouTube (53%). En cambio, Instagram, Snapchat, Reddit y Facebook tienen muchas papeletas para hacer sentir a sus usuarios ansiedad, depresión o el temido FOMO. El estudio también concluye que la anonimidad marca la diferencia en muchas ocasiones entre sentirse bien o mal. Además, las plataformas que refuerzan los sentimientos positivos suelen ser de utilización pasiva.

En conclusión, puede que los esfuerzos que están liderando plataformas como Instagram o Snapchat, haciendo a sus usuarios más sencillo realizar compras, sirvan de bastante poco.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir