Social Media Marketing

Luces y sombras de la censura de contenidos en Facebook

Pornografía, odio y violencia están prohibidos en Facebook. Vídeos,  fotos y textos que se consideren escandalosos pueden denunciarse. Se verifican y después se borran rigurosamente. Para hacer frente a las denuncias masivas se emplean moderadores externos de países de bajos sueldos.

Las reglas de Facebook publicadas en sus estándares son severas. Todos los contenidos que no cumplen la normativa se borran de la red social mediante una combinación de un sistema de filtrado automático y un equipo de Facebook que se encarga de dar el visto bueno. También los usuarios participan en esta censura. Así, en un primer lugar se recomienda a los usuarios que no estén de acuerdo con algún contenido que se dirijan a la persona que lo ha publicado para que sea retirado.

A diario dicen recibir millones de denuncias en declaraciones hechas a heute.de. Para hacer frente a estas denuncias en Facebook han recurrido a la empresa oDesk, que a su vez utiliza a trabajadores de países con sueldos bajos como India. Según las medidas puestas en práctica, estos trabajadores no tienen acceso ni a la fuente de los contenidos ni de la denuncia y sólo deben trabajar sobre un listado de contenidos no permitidos. Así, los contenidos sexuales se borran de inmediato, la violencia y las drogas se toleran hasta cierto punto y se informa de inmediato sobre quien niegue el Holocausto.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir