Social Media Marketing

Marcos de Quinto y Pablo Iglesias se enfrentan en Twitter por la planta de Fuenlabrada

A pesar de los problemas que ha reportado en los últimos tiempos para hacer crecer su base de usuarios, es innegable que Twitter se erige como una de las principales plataformas a la hora de comunicarnos, informarnos y entretenernos. El foro idóneo para expresar lo que pensamos.

Pero ya conocemos la frase de que nuestra libertad acaba donde empieza la del resto por lo que, a veces, mostrar nuestras opiniones puede situarnos en el centro de los ya incómodos y habituales enfrentamientos que se producen entre usuarios en la red social.

El último ha tenido como protagonistas a dos figuras bastante conocidas. Se trata del vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola, Marcos de Quinto y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. El motivo del acalorado debate, tal y como recogen desde ABC, encuentra su origen en un irónico tuit publicado por Marcos de Quinto sobre la lucha interna que se está desarrollando en el seno de la formación morada.

En este señalaba que apoyaría a Íñigo Errejón en el caso de que Iglesias continuase “haciendo campaña contra Coca-Cola”. El líder de Podemos ha criticado en varias ocasiones a la compañía de refrescos debido al conflicto entre la empresa y sus empleados en la planta de Fuenlabrada (Madrid), a pesar de haber dictaminado ya una sentencia el Tribunal Supremo.

Y es que Marcos de Quinto hacía referencia a la citada decisión del Supremo en la que se establecía como correcta la readmisión de los trabajadores de dicha planta, después de que se anulara el ERE aprobado por la empresa en 2014.

Así confirmaba el Tribunal Supremo su respaldo a la decisión tomada anteriormente por la Audiencia Nacional. Esta desestimaba el recurso presentado por Comisiones Obreras en el que se manifestaba que Coca-Cola había incumplido sus compromisos con los trabajadores.

Pablo Iglesias dejaba claro a través de las redes sociales que todos los integrantes de Podemos defienden a los trabajadores de Coca-Cola. Solicita que se deje de “maltratarles”. Cabe señalar que los empleados de la planta de Fuenlabrada han contado con el apoyo de varios dirigentes la formación morada en actos públicos, entre ellos, el propio Iglesias.

Lo cierto es que no se trata de la primera gran marca sobre la que Pablo Iglesias ha puesto su ojo más crítico. Recientemente acusaba en Twitter de BMW España de publicidad machista por un anuncio en el que rezaba el siguiente eslogan: “Una familia feliz necesita un padre feliz”.

La red social se ha convertido en la plataforma perfecta para el político a la hora de denunciar las actitudes que considera inadecuadas de las grandes compañías y sus marcas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir