Social Media Marketing

Marketing de influencia: qué es y por qué no puede ser pasado por alto por las marcas

El marketing de influencia consiste en desarrollar relaciones con personas influyentes que puedan ayudar a las marcas a generar visibilidad para sus productos y servicios. Este tipo de marketing depende en buena medida en la calidad de la oferta de la marca, en el público potencial de los productos y servicios de la compañía, y en las relaciones entre empresa y clientes potenciales.

En actual era digital, dominada por la Web Social, los consumidores influyentes pueden impactar en la imagen pública de la marca de muy distintas maneras:

1. Escribiendo un post en un blog sobre la marca.
2. Compartiendo información sobre la empresa en las redes sociales.
3. Permitiendo a la empresa escribir en su blog.
4. O combinando cualquiera de las opciones anteriormente enunciadas

El atractivo del consumidor influyente en las redes sociales para las marcas tiene mucho que ver con el alcance de su audiencia, en ocasiones mayor que el alcance de la propia compañía.

Para aumentar en el alcance de una marca en los social media de la mano de sus “influencers”, ésta puede servirse de las siguientes dos estrategias:

1. Desarrollar relaciones con grandes “influencers” para lograr que éstos se suscriban al blog de la marca y sigan los perfiles de la compañía en diferentes redes sociales. Para lograrlo, la marca debe proporcionar al “influencer” contenido de calidad y de interés.
2. Conectar con los consumidores influyentes publicando contenido directamente para sus audiencias, escribiendo, por un ejemplo, un post en el blog del “influencer”.

Construir una relación con “influencers” no difiere en realidad demasiado de hacer nuevos amigos. Los tres elementos básicos para que la relación llegue a buen puerto son los siguientes:

1. Comenzar a interactuar con los “influencers” y tratar de ganarse su confianza mediante pequeños gestos.
2. Mostrarse abierto a compartir el contenido generado por el “influencer” con la audiencia de la marca.
3. Ayudar a los demás. No prestar única y exclusivamente atención a los grandes “influencers”, sino también a los pequeños.

En la relaciones con los “influencers”, no todas las acciones tienen el mismo valor. Si colocáramos todas esas diferentes acciones en una pirámide, la comunicación a través de Facebook, Twitter y LinkedIn estarían en la base, el blogging y las reuniones en la parte media, y los encuentros cara a cara en la cúspide de la pirámide, explica Eric Enge en Seomoz.

Finalmente, y para lograr que el consumidor influyente o “infuencer” comparta contenido de la marca con sus seguidores, son elementos clave los siguientes:

1. Relevancia: si el contenido generado por la marca no es relevante para el “influencer”, éste no lo compartirá, aunque el contenido sea de calidad.
2. Singularidad: el contenido tiene que ser excepcional y destacarse por algo.
3. Calidad: sin calidad, el contenido será desdeñado no sólo los “influencers” sino también por el resto de usuarios.
4. Confianza: si el autor del contenido no resulta de confianza para el “influencer”, no lo compartirá.
5. Fiabilidad de las fuentes: esto añade autoridad al contenido generado por la marca.
6. Visibilidad: la gente no puede compartir lo que no ve.
7. Impresiones: para generar una venta, el contenido debe generar hasta 7 impresiones en el cliente potencial.

En realidad, el marketing de influencia tiene como campo de acción la red de redes, pero se basa en algo simple y a la vez tan complejo como las relaciones humanas. Y como en éstas, cuanto más personal sea el contacto entre marcas e “influencers”, mayor impacto será también el impacto de las acciones de marketing de influencia.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir