Social Media Marketing

Marketing en Instagram: cuando la mejor de las opciones también tiene su talón de Aquiles

Instagram se ha convertido en uno de los canales de marketing que mayor expectación está causando entre las marcas. Estamos siendo testigos de cómo cada vez son más y más las compañías que se lanzan a la red social de la imagen por excelencia y, es precisamente este éxito el que se presenta como un arma de doble filo.

En los últimos meses hemos visto como la fuente de inspiración de Instagram eran sin lugar a dudas todas y cada una de las características implantadas por Snapchat. El factor diferencial que le ha permitido adelantar a la efímera red social del fantasma ha sido la reinterpretación que han hecho de las Historias.

Hablamos, como no podía ser de otra forma de la incorporación de funciones como la búsqueda que se suma a su creciente base de usuarios. Y es que los datos hablan por sí solos. Instagram Stories cuenta con 200 millones de usuarios activos al día frente a los 161 millones de usuarios activos reportados por Snapchat.

Al volumen de usuarios se suma otro dato que hace de Instagram el ojito derecho de las marcas. De acuerdo a los recientes estudios elaborados por Pew Research, el 59% de los usuarios de Instagram cuentan con entre 18 y 29 años de edad; y el 31% cuenta con un salario anual medio de 75.000 dólares. ¿Adivina de quién hablamos? Efectivamente, los millennials.

Por si aún no es consciente de la importancia de Instagram, vamos a hablar de su tasa de engagement: 10 veces mayor que la de Facebook y hasta 84 veces por encima que la reportada por Twitter.

Instagram es básicamente una aplicación para móviles. El 98% de sus usuarios acceden únicamente a través de los dispositivos móviles. Un punto fuerte en la era de la movilidad que la red social supo prever: desde sus inicios su algoritmo de suministro de noticias fue construido para priorizar en primer lugar el contenido.

No nos olvidamos de que al menos el 70% de los usuarios de Instagram sigue al menos una marca, y hasta el momento, un tercio de los más visto en Instagram Stories ha sido publicado por empresas.

Sin embargo, Instagram tiene un talón de Aquiles.

Hablamos de la restricción en el uso de su API que evita que terceros puedan desarrollar herramientas. No nos olvidemos que, en cierto modo, Instagram se limita a su comunidad y necesita estar alineado con otros canales para asegurar el cumplimiento de las normas y la calidad.

Quizás este sea un pequeño inconveniente o para algunos ni siquiera represente un problema. Pero recuerde que en las redes sociales las marcas tienen que andar con pies de plomo.

Su Instagram Stories desaparecerá a las 24 horas de haber sido publicada pero la huella que un error puede dejar en su marca seguro que duran más tiempo. Y será entonces cuando le gustará tener un mayor control sobre la sus contenidos en la plataforma.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir