Social Media Marketing

Los efectos de desconectarse de Facebook durante un mes entero

Un mes entero sin conectarse a Facebook: ¿cómo se supera el "mono" (si es que se supera)?

Tras un mes de desconexión de Facebook los usuarios dan cuenta de una significativa mejora en su bienestar y en sus niveles de felicidad (quizás motivada por actividades de naturaleza offline).

facebook

Autor de la imagen: Kevin Lau

Las redes sociales se han convertido en nuestra segunda piel y se nos hace cuesta arriba renunciar a ellas, sin las cuales no podemos evitar sentirnos "desnudos".

Sin embargo, y a la vista de lo profundamente dependientes que somos de las plataformas 2.0, ¿no convendría quizás alejarnos de ellas durante un tiempo? ¿Cuáles son los efectos (positivos y negativos) de practicar la abstinencia de las redes sociales? A estas y otras preguntas procura respuestas el informe "The Welfare Effects of Social Media", que ha visto la luz recientemente en American Economic Review.

En el marco de la investigación sus autores (un grupo de reputados economistas) reclutaron a través de anuncios en Facebook a 2.743 participantes para invitarles a abandonar la red social más grande durante un periodo de un mes a cambio de una recompensa de naturaleza económica.

Los participantes fueron divididos en dos grupos (uno que renunció por completo a Facebook y otro al que se brindó la posibilidad de seguir utilizando la famosa red social).

Con la ayuda de encuestas, emails, mensajes de texto y herramientas de observación los autores evaluaron tanto el bienestar subjetivo de los participantes de los dos grupos durante el experimento como su comportamiento.

En términos generales abandonar Facebook se traduce en un ahorro de tiempo de 60 minutos diarios para los participantes. Liberados del yugo de la red social, la mayor parte de ese tiempo (el que otrora se volcaba en Facebook) se dedica a actividades offline (con el foco puesto en los amigos y familiares, por ejemplo).

Los participantes dan cuenta además de una significativa mejora en su bienestar y en sus niveles de felicidad sin Facebook a su vera.

El tiempo volcado en Facebook se asigna a actividades de naturaleza offline (que se traducen en mayores índices de felicidad)

De acuerdo con los autores del estudio, el efecto de la abstinencia de Facebook en el usuario representa entre el 25% y el 40% del impacto generalmente atribuido a las terapias con el último objetivo de afrontar dolencias como el estrés y la depresión.

Tras concluir el experimento el 5% de los participantes (los adscritos al primer grupo) llega al extremo de no querer volver a zambullirse en el océano de Facebook. Y buena parte de los usuarios admite su predisposición a utilizar esta red social con menor asiduidad.

Conviene hacer notar, por otra parte, que los participantes del primer grupo se mostraron en general menos inclinados a seguir noticias sobre política durante el experimento y se mostraron, por ende, menos atinados respondiendo a preguntas sobre temas de actualidad. En este sentido, no sorprende que este grupo haya invertido un 15% menos tiempo a leer noticias de actualidad durante su periodo de desconexión voluntaria de Facebook.

Parece que la abstinencia de Facebook se traduce en una reducción significativa de la polarización en cuestiones de naturaleza política, si bien no es capaz de reducir los sentimientos negativos que provocan en las personas determinados adversarios políticos.

El estudio concluye que la gente invierte más tiempo en las redes sociales del que es realmente consciente y dedica el tiempo que antes reservaba a estas plataformas a actividades online verdaderamente enriquecedoras en el plano social.

En la investigación resulta asimismo interesante la discrepancia entre la experiencia de abstenerse de Facebook durante un mes y el pronóstico (no siempre certero) de cómo encararían otras personas idénticas experiencia.

Aproximadamente 4 de cada 5 participantes del primer grupo calificaron de positivo el hecho de poder desconectar de Facebook. Sin embargo, muchos aventuraron que, puestas en idéntico brete, otras personas no serían tan conscientes de los efectos positivos de la abstinencia de Facebook y echarían probablemente mucho de menos en sus vidas la famosa red social (por culpa del FOMO o "Fear Of Missing Out").

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir