líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Meta podría lanzar suscripciones sin anuncios para Facebook e Instagram

Meta coquetea con una posible suscripción de pago para acceder a Facebook e Instagram sin anuncios

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Meta podría tener en cartera una suscripción de pago para Instagram y Facebook que liberaría a los usuarios de ambas redes sociales del yugo de la publicidad

La era de la gratuidad en las redes sociales podría pasar muy pronto a mejor vida. Y hay múltiples indicios que apuntan en esa dirección. De acuerdo con The Wall Street Journal, Meta podría tener en cartera una suscripción de pago para Instagram y Facebook que liberaría a los usuarios de ambas redes sociales del yugo de la publicidad y permitiría a Meta reaccionar a las nuevas reglas enfocadas a la protección de datos actualmente vigentes en Europa.

En el seno de la Unión Europea la suscripción a Facebook y a Instagram sin publicidad tendrá previsiblemente un coste de 10 euros al mes. Y Meta, la empresa matriz de estas dos redes sociales, ya habría mencionado ese precio en las propuestas que ha hecho llegar a los reguladores europeos, según The Wall Street Journal. Si el usuario contrata una suscripción para Instagram y desea añadir otra cuenta (Facebook, por ejemplo) para quedar felizmente emancipado de la publicidad, deberá abonar 6 euros adicionales al mes.

Por otra parte, si el usuario contrata la nueva suscripción que Meta tiene el horno en su smartphone, deberá abonar 13 euros en lugar de 10 euros mensuales, pagando por lo tanto de su propio bolsillo el cargo de 3 euros que Apple y Google imponen a los desarrolladores en las compras efectuadas en sus propias tiendas de aplicaciones.

Las suscripciones de pago son la fórmula barajada por Meta para acatar la legislación actualmente vigente en la UE

Apoyándose en las suscripciones de pago, Meta trata de responder a la férrea legislación actualmente vigente en la Unión Europea para proteger los datos personales del usuario. En el viejo continente el requisito de solicitar al usuario su consentimiento expreso para hacerle llegar publicidad personalizada se está haciendo cumplir de manera mucho más estricta que antes. Y los datos provenientes de diferentes servicios agrupados bajo un único paraguas pueden solo amalgamarse con el consentimiento expreso de los usuarios.

Meta tiene al parecer el convencimiento que la suspicacia de la Unión Europea en relación con las prácticas de la compañía podría ser desbaratada (o al menos mitigada) con versiones sin anuncios de sus apps más populares: Instagram y Facebook.

Durante el último trimestre Facebook generó unos ingresos de 17,88 dólares por usuarios en tierras europeas y la mayor parte tales ingresos echó anclas en la publicidad. Esta cantidad equivaldría a menos de 6 euros al mes, si bien la cifra media de ingresos incluye también a algunos países ajenos a la UE donde los ingresos publicitarios por usuario son aún menores que en la Europa de los 27.

En el pasado Meta siempre rechazó siempre de plano las suscripciones de pago argumentando que sus servicios deberían estar a disposición de todo el mundo. De todos modos, el informe de The Wall Street Journal hace hincapié en que no está aún demasiado claro si las autoridades comunitarias de Bruselas y los cuarteles generales de Meta en Irlanda aceptarán o no la propuesta de la empresa liderada por Mark Zuckerberg. Al fin y al cabo, la UE podría exigir a Meta que proporcione acceso gratuito a sus servicios también a aquellos usuarios que no dan su consentimiento expreso para utilizar sus datos personales a cambio de ser confrontados con publicidad personalizada.

 

Maximiza la experiencia del cliente con el Kit de Funcionalidades Inteligentes de IndigitallAnteriorSigueinteUna gigantesca lona y una campaña que contribuye a "hacer país": la acción de Correos por el 12 de Octubre

Contenido patrocinado