líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El lanzamiento de Threads se aplaza en la Unión Europea

Meta demora el lanzamiento de Threads en la UE por su controvertido uso de datos personales

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Threads no recalará por el momento en la UE por la incertidumbre legal que plantea el uso que hace la filial de Meta de los datos privados de sus usuarios.

Threads, el clon de Twitter que Meta se ha sacado de la chistera, hará su debut este jueves en Estados Unidos y Reino Unido. La nueva app no recalará por el momento en la UE por la incertidumbre legal que plantea el uso que hace la filial de Meta de los datos privados de sus usuarios.

De acuerdo con Meta, las regulaciones comunitarias estarían detrás del aplazamiento del lanzamiento de Threads en la UE.

El principal problema de naturaleza legal con el que se toparía de bruces Threads es la nueva Ley de Mercados Digitales de la UE, que contiene disposiciones específicas relativas a los datos personales compartidos entre diferentes plataformas. La empresa liderada por Mark Zuckerberg estaría aguardando ulteriores aclaraciones por parte de la Comisión Europea sobre la manera en que está legislación será implementada en territorio comunitario antes de decidir los siguientes pasos a seguir.

El hecho de que Threads comparta datos con Instagram podría contravenir la legislación comunitaria

Threads, que comparte datos con Instagram, verá la luz hoy en Estados Unidos y Reino Unido y se anuncia en la App Store de Apple con una interfaz muy similar a la de Twitter, en cuyo espejo se mira a todas luces.

Elon Musk, el propietario de Twitter, no ha dudado en poner en la picota a Threads por la enorme cantidad de datos personales compilados por esta aplicación (que almacenaría, entre otra información, la geolocalización del usuario y su historial de búsquedas).

Sin embargo, lo cierto es que pese a las críticas vertidas por el empresario sudafricano, Twitter reconoce en su página web que compila también datos como la geolocalización del usuario, el dispositivo empleado para acceder a la red social y las interacciones con los contenidos de otros usuarios.

También Jack Dorsey, cofundador de Twitter y responsable de Bluesky (que pretende erigirse asimismo en reemplazo de la red social del pajarito), ha echado más leña al fuego en el transcurso de las últimas horas compartiendo en un tuit la larga lista de datos personales que recopila Threads.

Meta se ha topado recientemente de bruces con dificultades para llevar a cabo adecuadamente sus operaciones en el seno de la Unión Europea. Esta misma semana el Tribunal de Justicia de la UE ha respaldado el derecho de los diferentes organismos de control de la competencia que operan en su territorio para investigar eventuales infracciones de la privacidad en un dictamen que determina que se necesita el consentimiento previo del usuario antes de utilizar sus datos personales para confrontarlo con anuncios.

Además, el pasado mes de mayo la Comisión de Protección de Datos de Irlanda impuso a Meta una multa de 1.200 millones de euros por quebrantar la normativa europea en materia de privacidad y ordenó a la matriz de Facebook e Instagram a dejar de transferir datos de sus usuarios europeos a Estados Unidos.

Twitter, en el ojo del huracán por las restricciones para la lectura de tuits en su plataforma

El lanzamiento de Threads coincide con un momento particularmente turbulento para Twitter, cuyo propietario Elon Musk impuso durante el último fin de semana controvertidas restricciones a la lectura de tuits en la red social del pájaro azul.

Bluesky, la alternativa de Jack Dorsey a Twitter, tuvo que paralizar los registros en su plataforma, aún en fase beta, como consecuencia de la última y polémica decisión de Elon Musk. Y Mastodon, que compite también con Twitter, tuvo que bregar asimismo con un aumento de la demanda de sus servicios.

Twitter especificó el pasado martes que se había visto obligado a imponer límites (de 10.000 posts al día para las cuentas verificadas y de 1.000 tuits diarios para las cuentas no verificadas) para contener el enorme volumen de spam y bots que hay en su plataforma.

La red social apuntó específicamente a las empresas que desarrollan modelos de IA y que se nutren de información pública para entrenar tales modelos como responsables indirectas de las restricciones que se ha visto forzada a imponer en los últimos días. Según Twitter, tales compañías «están extrayendo datos públicos de Twitter para construir modelos de IA».

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Netflix tiene un plan para que sus anuncios te enganchen tanto o más que sus adictivas seriesAnteriorSigueinteLa importancia de la omnicanalidad: los consumidores buscan experiencias 'phygital'

Contenido patrocinado