líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MySpace se vende a un precio de "saldo": 35 millones de dólares

La que antaño fuera red social número uno del mercado cambia de dueño. Una empresa publicitaria de California ha confirmado la compra de MySpace por 35 millones de dólares. Se trata un muy mal negocio para Rupert Murdoch, que desembolsó en 2005 la friolera de 580 millones de dólares por la red social.

News Corporation, la multinacional del todopoderoso Rupert Murdoch, ha conseguido por fin deshacerse de una de sus propiedades menos rentables: MySpace. La nueva dueña de la red social es la casi desconocida compañía especializada en publicidad online Specific Media, con sede en California. La empresa ha confirmado la compra de MySpace, aunque no se ha referido al volumen de la transacción. Para cerrar la venta, Specific Media contó con el apoyo del cantante y actor estadounidense Justin Timberlake, que asumirá un papel importante en la dirección creativa y estratégica de MySpace. «Hay una necesidad de un sitio donde los fans puedan ir a interactuar con sus artistas favoritos, escuchar música, ver vídeos, compartir y descubrir cosas buenas, y simplemente estar conectados. MySpace tiene ese potencial», asegura Timberlake.

Según publican los medios estadounidenses, Specific Media habría puesto sobre la mesa 35 millones de dólares por la compra de MySpace, aunque parte de este dinero no irá a parar a News Corporation en metálico, sino en forma de acciones en Specific Media. La empresa de Rupert Murdoch se quedaría con un 5% de la acciones de Specific Media, de acuerdo con fuentes cercanas a las partes implicadas en la operación.

Por otra parte, más de la mitad de los aproximadamente 500 empleados de MySpace podrían perder su trabajo como consecuencia del acuerdo de venta.

Cuando Rupert Murdoch compró en 2005 MySpace por 580 millones de dólares, parece que el australiano le traicionó su habitual buen olfato para los negocios. En un principio, gracias a un lucrativo acuerdo con Google, la red social seguía siendo rentable para News Corporation, pero pronto empezaron a aflorar los problemas.

Bajo la batuta el magnate australiano de los medios de comunicación, MySpace empezó a acumular pérdidas cada vez más importantes. En primer lugar, vio como gran parte de sus usuarios huían en estampida hacia Facebook, y después sus ingresos publicitarios comenzaron a menguar alarmantemente, mientras la compañía de Mark Zuckerberg se hacía literalmente de oro en este sector.

 

La tasa de apertura de emails cayó hasta el 17% en 2010AnteriorSigueinteCada día se activan medio millón de dispositivos Android en el mundo

Noticias recomendadas