líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Lo que no se debe hacer al pulir el diamante del marketing de influencers

Social Media MarketingUna chica echándose golosinas en la boca

¿Qué hacer y qué no en el marketing de influencers?

Lo que no se debe hacer al pulir el diamante del marketing de influencers

Un estudio ha desvelado qué es lo que se debe tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia de marketing de influencers.

El marketing de influencers se ha vuelto un diamante en bruto que cualquier compañía quiere pulir al máximo. Se ha extendido la idea de que, si se cuenta con estas personas bien conectadas y con seguidores en las redes sociales, se conseguirá el éxito. De que, al tener a estos referentes, la riqueza y ser virales vendrán después.

Sin embargo, esto es un error, puesto que no todo vale en este campo. No basta con pagar a un influencer y que este haga el resto. Los investigadores de redes sociales de la Universidad de Pensilvania han descubierto a través de un estudio que estas personas influyentes no sirven de mucho cuando se trata de cambiar el comportamiento y la creencia de los demás. De hecho, hasta cierto punto podrían resultar hasta perjudiciales para algunos mensajes.

Esto se debe a que los usuarios solo acogen información compleja de influencers cuyas creencias apoyan. Si el internauta no es fan de una causa, su percepción de cualquier idea que esta respalde se verá empañada, y eso es lo mismo que sucede con una marca, pero multiplicado por decenas de seguidores.

Hay que poner la mirada en los pequeños influencers

Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con el tipo de influencer que se elige y lo que este transmite, así como el mensaje que se ofrece. Por otro lado, los investigadores descubrieron que las ideas nuevas y provocativas surgen de las personas con menos seguidores y que, en un principio, parecen tener un menor tirón.

«Nuestro gran descubrimiento es que cada red social tiene un grupo social oculto que está preparado para aumentar la difusión de una nueva idea en varios cientos de puntos», afirma el autor principal, Damon Centola, sociólogo de la Universidad de Pensilvania. «Estos clústers sociales son la zona cero para desencadenar puntos de inflexión en la sociedad«, explica.

En cualquier caso, los usuarios no buscan que los influencers se dediquen a temas complejos. Estos tienen más influencia cuanto más triviales y ligeras son las historias que cuentan. Aparte, cuando se trata de una temática concreta relacionada con creencias, prefieren a los que tienen menos ‘followers’.

«Cuanto más insegura estaba la gente sobre una idea, más se desplazaba la influencia social hacia las personas con un grupo más reducido, en lugar de hacia las personas con muchas conexiones y con gran alcance», afirma el coautor Douglas Guilbeault. «Las personas que se encontraban más al borde tenían la mayor influencia sobre la comunidad», destaca.

Por este motivo, no hay que fijarse en los influencers con mayor número de seguidores de primeras, pensando que así se va a triunfar. Dependiendo de lo que necesitemos, es mejor contar con los pequeños influencers, también conocidos como microinfluencers.

 

¿Qué es el ‘smart targeting’? Spotify lo integra en su nueva campaña para DesperadosAnteriorSigueintePlátano de Canarias impulsa su asociación con el jugador Pedri mediante la publicidad contextual de Seedtag, una activación de OMD España

Noticias recomendadas