Social Media Marketing

El uso de las redes sociales para buscar empleo está tocando techo

El uso de las redes sociales para buscar empleo está tocando techoAdecco ha presentado recientemente la quinta edición del Informe Infoempleo sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España, en el que analizó el impacto que estas están teniendo como canales de intermediación laboral entre empresas y candidatos.

Sin embargo, los resultados de este 2017 destacan mucho en comparación con otros años debido a que muestran que el uso de las redes para la búsqueda de empleo no ha crecido a lo largo del año, es decir se ha mantenido igual que en 2017, lo que significa que parece que éstas han llegado a su punto máximo.

La presentación del estudio fue realizada por Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo.com, e Iria Vázquez-Palacios, directora de Servicio y Calidad de Adecco.

Además, también se realizó una mesa redonda con expertos en la materia: Pedro de Vicente, autor de exprimiendolinkedin.com y experto en la realización de estrategias en esta red; Reyes Sanz, head of Digital Marketing, Recruitment Marketing / Employer Branding & Alumni en Accenture; Lara Lozano, Social Media & Community manager en ALSA, y Carlos Méndez, Social Media & Digital Content manager en BBVA.

Según las conclusiones de Adecco, el 78% de los usuarios emplea las redes sociales para buscar empleo, justo la misma cifra que en 2016. Además, destaca que el uso de las redes sociales en las empresas para buscar candidatos de acuerdo con un perfil determinado pierde tres puntos porcentuales, pasando de un 87% en 2015 a un 84%.

Otro de los datos destacados que el estudio ha aportado es que tres de cada cuatro usuarios ha enviado su CV a una oferta de empleo que ha encontrado a través de las redes, mientras que el 47% de los candidatos con cuenta en redes sociales ha sido contactado por la empresa en cuestión a la que ha enviado su CV por red social. De hecho, Adecco asegura que tan solo el 48% de los candidatos cree que las empresas usen las redes para conocer a candidatos.

Ante esto, Pedro de Vicente aseguró en la mesa redonda  que los candidatos empiezan a cansarse de las redes sociales porque no obtienen respuestas. “Hay que tener una estrategia y hacer cosas para que pasen cosas. Debes crear tus propias oportunidades”, aseveró.

Por su parte, Reyes Sanz opinó que el problema se encuentra en el planteamiento de objetivos por parte de las personas en búsqueda activa. “La gente sigue apostando por estar presentes en redes sociales, pero los candidatos no tienen la estrategia adecuada. Debes hacer que las empresas te encuentren”. También explicó a los responsables de RRHH presentes en el encuentro que “las empresas no deben automatizar las ofertas porque no hay que olvidar lo social de las redes”.

No hay que olvidar, aun así, la gran importancia de las redes en la búsqueda de empleo, en la que de momento siguen jugando un importante papel. Según la investigación la valoración positiva de las redes sociales como canal de atracción y selección de talento asciende hasta el 92%. Concretamente, la red mejor valorada es LinkedIn, con un 67%.

Además, el estudio aseguró que el 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación, una cifra muy alta que nos recuerda el especial cuidado que hay que tener con lo que se publica en las redes personales.

De hecho, durante el 2016 el 55% de los profesionales de RRHH encuestados por Adecco aseguraron que reconsideraron su decisión de contratación después de consultar los perfiles en redes de algún candidato preseleccionado, y el 36% reconoció que haberlo hecho empeoró su opinión. Por ello, el 63% de los candidatos son conscientes de que todo aquello que publiquen en sus redes sociales puede ser evaluado por otras personas, entre ellas futuros empleadores.

Así, el estudio demuestra la extraordinaria y rápida expansión que han experimentado las redes sociales como canales de intermediación laboral durante los últimos años, una transformación que por lo visto ha alcanzado su punto máximo.

A pesar de que su uso es muy alto, es cierto que su crecimiento se ha frenado.  Por ello, lo que habrá que estudiar en los siguientes años es si se mantiene o decrece o, por el contrario, sigue aumentando su penetración y nos sorprende de nuevo.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir