líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Olvide la publicidad "aliñada", ahora la salsa de la creatividad se llama honestidad

La aparición de bloggers, videobloggers e influencers de todo tipo en las redes sociales con enorme éxito y un gran número de seguidores ha hecho despertar en las marcas un ardiente deseo de conseguir acuerdos de colaboración para llegar a las audiencias.

Y es que, los artificiales y perfectos anuncios de televisión ya no funcionan porque las preferencias de los consumidores han cambiado, ya no quieren ver algo bonito, sino algo real.

Y qué mejor realidad existe que una persona con la que se identifican, con la que hablan cara a cara y en la que confían. Ahí es donde reside la clave del éxito de estos influencers, en las conexiones emocionales que establecen con sus base de suscriptores y seguidores.

Las marcas tratan de conseguir el éxito siguiendo los pasos de estas personas pero, cometen un importante error: subestimar el poder del talento que tienen las estrellas del social media.

«No son solo celebridades digitales sino artistas, fotógrafos, escritores o inventores de una generación que está revolucionando el panorama mediático», asegura Jonathan Fraser, chief strategy officer en Exposure Digital en un artículo en Marketing Magazine. «Han cambiado la manera en la que la gente quiere ser «enganchada», la gente ya no quiere anuncios que no conecten con ellos emocional o racionalmente», añade.

De esta manera, Fraser destaca la necesidad de las marcas, agencias y creadores de trabajar de manera conjunta para lograr acuerdos con sentido que maximicen el talento creativo tanto de bloggers como de las marcas. Para lograr esto es necesario tener en cuenta 3 elementos fundamentales: la autenticidad, la credibilidad y la creatividad.

No resulta nada fácil mantener el equilibrio entre el respeto a la esencia del vlogger y los requerimientos de la campaña de la marca. Esto solo se consigue escogiendo de manera inteligente al influencer de manera que sea alguien que comparta los valores y se sienta cómodo con el producto e incluso sea usuario. Solo así se conseguirá mantener la veracidad.

Aunque el contenido creativo debería correr a cargo del vlogger, esto no quiere decir dejar toda la responsabilidad a su cargo. Contar con un buen brief que deje claro las pautas y objetivos es siempre de ayuda para que el influencer pueda entender la estrategia y a partir de ahí genere el contenido como considere.

Así, aunque muchas marcas todavía apuestan por la obsoleta publicidad «aliñada», los influencers ya forman parte de una nueva era digital y han llegado para quedarse así que, más les vale a los anunciantes comenzar a explorar las enormes oportunidades del poder de la honestidad.

Toyota crea un coche "semiautónomo" que toma el control en caso de accidenteAnteriorSigueinte5 consejos para triunfar en Instagram de la mano de uno de sus reyes: Mercedes-Benz

Noticias recomendadas