Social Media Marketing

Origen, consecuencias y soluciones de los "inflados" datos de vídeo en Facebook

mark-zuckerbergVivimos en la era del vídeo. Una realidad innegable en la que gigantes como Facebook cada vez se erigen como más poderosos. Pero, ¿realmente esto es real? Una pregunta de obligado planteamiento tras conocerse que la red social ha reconocido haber inflado los datos de consumo de vídeo a través de su plataforma.

Concretamente la información que se ve afectada es la relativa al tiempo de permanencia de los usuarios en los vídeos que la compañía de Mark Zuckerberg ofrece de los anunciantes en la red social. 

Pero no pensemos mal (o al menos eso es lo que intenta desesperadamente Facebook), ya que todo se debe a una confusión que se ha prolongado, nada más y nada menos que durante los últimos dos años.

Para hacernos una idea de ese fatídico (y ventajoso) fallo cometido por la red social, tenemos que poner el ojo en los datos ofrecidos por The Wall Street Journal. Según la citada cabecera, Facebook habría aumentado el tiempo de visionado de vídeos entre un 60% y un 80% (contando solo aquellos que cuenten con una reproducción superior a los tres segundos).

“Se trata de un error que ya ha sido corregido”, afirmaba Facebook rápidamente a través de un comunicado. La compañía ha dejado claro que no ha tenido repercusión en la facturación y que todos sus socios ya han sido puestos al corriente del error.

“Hemos cambiado el nombre de la métrica para dejar claro cómo funciona el proceso de medición”, recalcan explicando que se trata de uno de los muchos mecanismos de medición empleados por los clientes para poder evaluar el resultado de las campañas.

La pregunta que muchos se hacen ahora es bastante necesaria: ¿cómo es posible que un fallo de estas características no haya afectado a la facturación? La respuesta la encontramos en el hecho de que la cifra que el gigante social utiliza para facturar a sus anunciantes, es diferente al rendimiento.

De esta forma, los anunciantes pueden pagar por las vistas de vídeo dos formas diferentes. Una, por cada 1.000 impresiones y la segunda, por cada 10 segundos de vista.

No podemos negar que el vídeo en Facebook siempre ha despertado cierto escepticismo, especialmente en cuestiones como la duración de las reproducciones. Si nos remontamos hace un año, Martin Sorrell, CEO de WPP, calificaba el estándar de tres segundos como “ridículamente bajo”.

La solución, además de los mencionados pasos dados por Facebook, pasa ahora por la apertura. Un tímido movimiento que ya hemos apreciado al permitir que terceros tengan acceso a ese jardín amurallado que es la red social, con nombres como Nielsen o comScore. ¿Será suficiente?

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir