Social Media Marketing

El origen de la publicidad política en Facebook es un misterio

El origen de la publicidad política en Facebook es un jeroglífico casi imposible de resolver

Según un reciente estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison, poner nombres y apellidos a la publicidad política en Facebook es prácticamente misión imposible.

facebookLa publicidad política en Facebook (en particular aquella que se precia de estar particularmente polarizada) echa raíces en "players" cuya identificación resulta complicada (o directamente imposible). Así se desprende al menos de un reciente estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison.

En las elecciones presidenciales celebradas al otro lado del charco en 2016 la mayor de los anuncios que buscaban de manera deliberada sembrar el temor y la discordia fueron financiados por grupos “sospechosos” de los que poco o nada se sabe en realidad.

Una sexta parte de los tales anuncios echaba raíces en fuentes cercanas al Kremlin, según el informe de la Universidad de Wisconsin-Madison. Del origen del resto, sin embargo, poco o nada se sabe en realidad.

Para llevar a cabo esta investigación un equipo liderado por la profesora Young Mie Kim fijó la mirada en alrededor de 5 millones de anuncios en Facebook (muchos de los cuales pivotaban en torno a temas de naturaleza controvertida como la inmigración y la raza).

Lo que es evidente es que la autoría de tales anuncios puede rastrearse sólo de manera muy limitada, tal y como concluye el estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Por otra parte, sólo una cuarta parte de la publicidad puesta bajo la lupa por Young Mie Kim y su equipo nombraba explícitamente a un candidato concreto (para solicitar o no su voto).

La mayor parte de los anuncios ponía el acento en temas como la inmigración, el terrorismo, el nacionalismo, las armas y la raza. A diferencia de los anuncios que fijan la mirada en un candidato concreto (y piden para él el voto), la mayor parte este tipo de publicidad no precisa ser declarada como tal ante la Comisión Federal Electoral (FEC).

De esta forma, grupos anónimos sin relación alguna con la FEC emplazaron en Facebook cuatro veces más anuncios que aquellos que sí estaban en el radar de esta comisión. De ahí también que su identificación sea un proceso tan absolutamente enmarañado.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir