Social Media Marketing

Película sobre Facebook: ¿la red social o la red "correcta"?

Película sobre Facebook: ¿la red social o la red "correcta"?Hoy se estrena en España La red social, la esperada película sobre Facebook. En Estados Unidos el film está batiendo récords en taquilla y se espera que también lo haga en nuestro país, pero ¿cumple realmente el filme con las altas expectativas depositadas en él? Según el periodista alemán Thomas Knüwer, no. La película no es mala. Es un producto correcto y entretenido, pero poco más, afirma.

A la película sobre Facebook le falta contundencia y credibilidad, en opinión de Knüwer. En ello puede influir un trabajo de investigación deficiente. Al fin y al cabo Aaaron Sorkin, guionista de La red social, ni siquiera tiene cuenta en Facebook, como tampoco la tiene Justin Timberlake, que interpreta a Sean Parker en el filme. Y no sólo eso. Sorkin no sólo no está en Facebook, sino que odia manifiestamente internet. La crítica, no precisamente velada, que supura su película contra la red de redes no es casual, subraya Knüwer.

Sea cual sea el origen de las lagunas de La red social, lo cierto es la película no se ocupa ni de la historia que cuenta ni de sus personas, según Knüwer. El filme simula ser una filmación de la vida real y aun así se cuela en él un flagrante error relacionado con la vida sentimental de su protagonista. Antes de convertirse en multimillonario Mark Zuckerberg tenía la misma novia que ahora y la cinta lo pasa, sin embargo, totalmente por alto.

La red social es un filme “cojo” porque no explica realmente lo que quiere su protagonista. Deja las explicaciones en manos de una audiencia que se deja llevar un torrente de imágenes vacías con destellos de lucidez. Lo curioso es que tales destellos de lucidez vengan siempre de la mano de escenas que nada tienen que ver con Facebook, los ordenadores o la programación, que a priori deberían ser protagonistas estelares del filme.

Tampoco sobresale La red social en la construcción de personajes. Son tan planos que al espectador le cuesta empatizar con ellos. Algunos como Sean Parker son simpáticos pero la audiencia no participa en ningún momento de sus emociones.

De todos modos, pese a sus numerosos fallos, La red social no aburre a la audiencia. No es una película mala en el sentido estricto de la palabra. Es correcta, simplemente correcta. Y la corrección es hermana de la mediocridad, concluye Knüwer.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir